Café de Tacuba (episodio I)

Todo comenzó un domingo soleado y agradable cuando, acompañado de unos familiares y de visita por el centro histórico de la ciudad de México tuve la grandiosa idea de llevarlos a comer al Café de Tacuba. Este lugar muy conocido en el DF, tiene una sala principal muy grande y al llegar nos propusieron rápidamente. La decoración esta hecha de grandes cuadros de pinturas representando a religiosas y los muebles de madera le dan al conjunto un aspecto colonial colorido y agradable. La simpática tarde se nos termino allí porque a partir de entonces comenzó una verdadera catástrofe. Una vez instalados un señor, quien seria a lo largo de las siguientes horas y por desgracia nuestro mesero, nos dios las cartas sin mayores saludos, se veía de bastante mal humor el pobre hombre.

La carta proponía una gama relativamente amplia de opciones con los antojitos mexicanos, los tacos, ensaladas, enchiladas, chilaquiles, en fin una variedad de los clásicos de la comida mexicana. Nos decidimos rápidamente y en unos minutos estábamos listos para ordenar. Quiero resaltar que nos estábamos muriendo de hambre después de haber pasado varias horas visitando el Museo de Antropología, que por cierto esta muy bien, pero este es otro asunto. Les decía entonces que cuando estábamos ya más que listos para ordenar nuestro muy merecidos alimentos intentamos en vano atraer la atención de nuestro mesero de cabecera. Tuvimos que esperar unos 20 minutos para que al fin tuviera la diligencia de atendernos. Al llegar literalmente nos lanzo los cubiertos sobre la mesa, si respeto alguno a las normas por cierto (para los olvidadizos o las bestias ignorantes, es el cuchillo a la derecha y el tenedor a la izquierda) . Las servilletas llegaron después de las entradas, pero todavía no llegamos a las entradas…. Bueno, entonces tuvimos que repetirle tres veces nuestra orden para que la tomara correctamente y esperar unos 15 minutos para que nos trajera las tres miserables chelas que habíamos pedido, que para ese entonces nos supieron a gloria. Esta solo fue la primera parte de nuestra comida…

3 comentarios

  1. Pingback: DEFECITO.COM » Defecito.Com: Un Año

  2. yadira

    es un verdadero insulto el que hace a ese gran historico cafe no por un mesero que no le haya atendido bien no tiene derecho a decir semejantes tonterias el servivio es excellente la comida aun mas y el ambien sin palabras es maravilloso es uno de los lugares historicos hermosos que hacen mas grande el centro ais que omita sus comentarios tan tontos

  3. Ana

    A mí ese café me cae mal. ¬¬ Es carísimo, atienden mal, son muy lentos, el ambiente es muy pesado… Paso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *