La experiencia Manga

El baño para hombres de este restaurante es bastante curioso: llegas a un espacio muy pequeño con luz tenue y te encuentras en la pared con una versión en grande de una caricatura medio cachonda de una típica colegiala japonesa, icono de las fantasías eróticas masculinas del país del sol naciente.
Por primera vez en México (aunque el concepto existe en Japón desde los años sesenta) hay un restaurante japonés con una propuesta nueva para la ciudad, el Kaiten sushi. Ubicado en la Plaza Villa de Madrid, mejor conocida como Plaza de la Cibeles en la colonia Roma este restaurante propone una decoración modernista con líneas rectas, colores pálidos y toques de colores vivos que recuerdan los mangas japoneses. El restaurante propone una barra para comer y unas mesas (que te atribuyen si hay más de 2 personas) junto a las cuales los makis (rollos) van circulando en una banda mecánica y servidos en platitos de diferente colores y cuyo precio varía según el color. Cada cliente puede así tomar el plato de makis que más le agrada directamente del carrusel. El rango de tarifas de estos platillos va de 15 a 65 pesos. La calidad de los productos es muy buena, los cortes de niguiri o sashimi, o sea el pescado crudo, son impecables y muy frescos. El atún, por ejemplo, se reconoce en su color rojo y su olor que no deja duda alguna sobre su calidad. Es difícil en general, y aun más en México, proponer pescado crudo sin que en algún momento el cliente se pregunte que tan fresco está y que tan terribles podrían ser las consecuencias en caso de no serlo. No he tenido en lo personal, y ninguno de mis conocidos, desagradables sorpresas en la materia con el pescado servido en el Kaiten. Pero el menú no se limita a rollos con queso philadelphia, niguiri y sashimi pues tiene una carta bastante extensa con pastas Udon, Yaki soba, Tempuras, brochetas entre otros. Por ser un lugar «fashion» y, espero también, por la calidad de sus productos los precios son elevados así que no vayas al Kaiten si no has previsto gastar un poco en tu comida o cena. Un aspecto también interesante del Kaiten es la carta de bebidas pues propone varias preparaciones inusuales. El vodka Lychee ( Lychee tonic) es particularmente bueno, un fino equilibrio entre sabor del lychee y el vodka y al final te puedes comer los lychees. El grupo de jóvenes que sirve en sala garantiza un muy agil, rápido y atento servicio, siempre con una sonrisa. Se agradece finalmente las recomendaciones que hacen los o las meseros (as): se basan en su conocimiento de lo que estan sugiriendo, lo que no es el caso en muchos restaurantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *