¡ Tierra de Vinos, Tierra de placeres!

En el número 197 de la avenida Durango en la colonia Roma, se encuentra un anexo del paraíso para los amantes, conocedores o amateurs, de vinos. El nombre es muy atinado: Tierra de Vinos y el concepto es de cava-enoteca-restaurante. Cuando llegué me sentí como un niño suelto en una de esas gigantescas tiendas de juguetes. El espacio es muy grande, cuenta con dos salas que sirven tanto de exhibición de los vinos que se venden como de comedor. Una magnifica barra permite a los clientes que prefieren algo más casual instalarse para degustar vino o comer algo. Las botellas están expuestas en unos racks murales que dan al conjunto un aspecto de biblioteca, solo que son botellas. En una zona hay una sección de venta de accesorios relacionados con el mundo del vino como libros, sacacorchos, magnificas copas de cristal o decantadores. Pero esto no es todo, Tierra de Vinos también propone cursos y catas de vinos según un programa establecido y con un sistema de preinscripción. Estos cursos y catas tienen un costo variable según la fórmula escogida.

El menú propuesto se compone básicamente de platillos fríos y calientes y de tapas españolas o mediterráneas como camarones al ajillo, pulpo con champiñones, y cosas por el estilo. El conjunto es realmente completo ya que abarca desde pescados y mariscos hasta carnes sin olvidar unos buenos postres. La carta de vinos, como era de esperarse, es muy amplia con una propuesta de vinos mexicanos, chilenos, franceses pero también australianos, sudafricanos por ejemplo, y todos con un rango también variado de precios. Normalmente cualquier cliente debería de poder encontrar un vino a su gusto según su presupuesto. El servicio pareció impecable, amable y eficaz. Quienes nos atendieron sabían de lo que estaban hablando cuando les pedimos recomendarnos un vino para combinar con las tapas que habíamos ordenado. Lo mejor fue que la sugerencia resultó muy buena.

Finalmente les recomiendo ampliamente visitar el sitio en Internet del lugar que está muy bien hecha y en donde encontrarán el menú de alimentos, los vinos y los accesorios diversos así como un sistema de venta en línea. Definitivamente regresaremos a Tierra de Vinos, esta vez para probar mas detenidamente la comida a ver si no fue solo una ilusión provocada por el vino.

1 comentario

  1. Marilú Olmos

    Me interesan exposiciones de arte, algunos no tienen la dirección porfavor pongan mas datos.
    gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *