¿Burbujas, o burbujas?

La pregunta parece un poco surgida de la mente de alguna persona ricachona que se puede permitir estos lujos, pero en realidad no es así. Hoy en día, y también en México, se puede acceder a un Champagne muy correcto o a un vino espumoso de muy buena calidad a precios relativamente accesibles. Tales son el caso de algunos Champagnes franceses que se pueden encontrar en tiendas especializadas de la ciudad a menos de 300 pesos la botella. Si prestan un poco de atención se darán cuanta que es básicamente el precio de una botella de vino en un restaurante cualquiera de esta ciudad. ¿Pero que diferencia hay entre pagar por una botella de vino y brindar con un buen champagne o espumoso? La diferencia está en el gusto mas fresco, en el efecto placentero de las burbujas que invaden el paladar hasta llegar a embriagarnos la mente, a hacernos volar el alma. Si su presupuesto está entre 200 y 300 pesos podrán comprar ya sea algunos champagnes franceses o espumosos como el Prosecco italiano, o el Freixenet español que son espumosos secos muy agradables. Aunque finalmente sea cuestión de gustos, les recomiendo escoger mejor un Champagne «Brut» o un espumoso «seco» ya que estos contienen un nivel de azúcar mas bajo lo que los hace en general más asimilables por el organismo. ¡ Dicho esto, Salud !

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *