El placer de comer barato en enero

Todo estamos regresando de las fiestas de fin de año con un cierto sabor a cruda. No solo es la cruda física por los excesos de bebidas y comidas sino también cruda financiera por los excesos en gastos de todo tipo. Seguramente mucho estaremos pensando como hacer para restablecer las cuentas, y una de las maneras es limitar los gastos, también en la comida. Salir de la oficina a comer de lunes a viernes representa un gasto considerable, aun cuando se tiene cuidado. Existen muchas opciones para controlar un poco más que de costumbre estos gastos de comida. Lo mejor por supuesto es hacer su propia comida en casa y llevarla a la oficina, siempre será no solo más económico pero quizás hasta mas sano. Existen muchas opciones que desgraciadamente muchas veces descartamos más por flojera que por falta de tiempo. La ensaladas por ejemplo siempre son fáciles de preparar y además permiten al organismo regenerarse un poco después de los excesos de fin de año. Las pastas son igualmente una opción fácil y práctica. Pastas con salsa de tomate, con salsa se champiñones, etc…la variedad existe. Los baguettes, tortas o sandwiches son ya lo más fácil de lo fácil pero se pueden preparar con un buen pan, lechuga y tomate frescos, jamón de pavo, y se puede evitar la mayonesa por ejemplo para hacerlos más sanos. En fin, opciones para empezar el año con menos gastos de comida de oficina sin perder de vista el aspecto saludable existen y solo es cuestión de buena voluntad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *