En un extremo de la colonia Condesa, existe un café que ha ido creciendo desde hace unos años pero cuyo servicio y cuya calidad de alimentos no ha variado, lo que en sí ya es un logro. Estamos hablando del Dali-Catessen café que empezó como un «changarro» y que ya tiene un luminoso y amplio local aunque a mi gusto un poco frio. Lo interesante es que allí todavia se pueden encontrar ensaladas o baguettes a precios muy razonables (estoy hablando de 40 pesos por un baguettes bastante grande y muy bien hecho) y sobre todo con real frescura en los ingredientes y propuestas de combinaciones clásicas pero bien hechas. En estos tiempos, desgraciadamente, no es evidente encontrar algo tan sencillo como un buen baguette de jamón de pavo y queso por ejemplo. Resulta que el Dali-Catessen hace baguettes clásicos, los hace bien y los propone a un precio muy accesible. Las ensaladas están igual de bien preparadas con ingredientes frescos, como la de espinacas con queso ricotta, trozos de manzana y gajos de naranja. Aquí también no se trata de una receta revolucionaria pero está muy bien realizada y el precio es igual de conveniente como todo lo demás. Lo único que le reprocharía al Dali-Catessen es una decoración un poco fría a base de aluminio, lozetas en el piso y ni la barra de madera logra darle un toque un poco más cálido al conjunto. Pero bueno, tratándose de un lugar donde puedes ir a comer bueno, rápido y barato, el entorno termina siendo casi irrelevante. La dirección es Mazatlan nº5 esquina con Agustin Melgar en la colonia Condesa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here