El mes pasado habíamos comentado lo difícil que era encontrar un buen lugar donde comer en la Zona Rosa, es decir un lugar donde se produce esa difícil combinación: buena calidad de alimentos a precios convenientes. Resulta que nada ha cambiado desde entonces, algunos siguen milagrosamente abiertos y otros ya fueron víctimas de la “maldición” de los restaurantes de la Ciudad. Tal es el caso de “Picante”, un lugarcito de supuesta comida mexicana regia….en un final patético, como un animal mortalmente herido pero que no se decide a pasar al otro mundo. (Arte: Daniela Riquelme)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here