Hoy les daré una receta para la mañana para acompañar un buen pan tostado o unos croissants: La mermelada de frutas. Aunque mucho no le crean es muy fácil hacer y en México se encuentran todo tipo de frutas. Entonces va así: un kilo de su fruta preferida, un vaso de agua, un kilo de azúcar mascabada. En una olla se pone el agua y la fruta previamente cortada en trozos. Se deja cocer una hora, luego se le agrega el azúcar y se vuelve a dejar cocer otra hora. Durante estos dos periodos se debe de verificar que la mezcla no pegue, de ser necesario se puede agregar un poco mas de agua. ¡Voilà , hecho! Así es de fácil, pero verán que bien queda esto. ¡A sus ollas se ha dicho!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here