Hoy tomé un vino tinto chileno muy placentero. Ya se los había recomendado ayer sin hacer muchos comentarios al respecto. Estoy hablando del Gran Tarapacá, vino de uva Cabernet Sauvignon, del año 2002. Este es un vino bastante tánico, con mucho cuerpo algo fuerte y un pronunciado aroma a frutas rojas. Como vino de acompañamiento de carnes o quesos fuertes es perfecto. Comprenderán que después de vaciarme casi la botella tuve que otorgarme una merecida siesta. Lo pueden encontrar en casi todas partes en México ya que tiene una muy buena distribución. No es un gran vino de renombre internacional pero vale la pena que lo prueben. ¡Feliz lunes!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here