La semana pasada les dábamos la receta del vino caliente. En un comentario a ese post, nuestro amigo Moscaman nos recomendaba la receta sueca del vino caliente que podrán encontrar aquí. Como somos muy curiosos y nos place intentar cosas nuevas, este fin de semana preparamos aquella versión sueca. Varios escépticos entre los cuales me incluyo emitimos serias dudas al respecto por las cantidades exageradas de algunos ingredientes como el cardamomo o los clavos. El hecho es que nos llevamos la agradable sorpresa de probar una preparación exquisita. Como los clavos y el cardamomo se dejan enfusar unos 40 minutos en agua antes de integrarse al vino, el resultado es un brebaje aromático y suave que no llega a ser agresivo. Para la preparación habíamos utilizado un vino chileno Concha y Toro que no es de los mejores s pero que si funcionó perfectamente bien para la ocasión. Les recomendamos realmente que lo intenten.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here