El Capricho



Sugestivo nombre, y al probar el Elixir de Agave, pude imaginarme como niño haciendo su Capricho al querer más de este brebaje. Es a fin de cuentas un tequila que no tiene la denominación de origen de Tequila. Sin embargo, y muy personalmente me pareció más interesante que el tradicional tequila. ¿Por qué?

Simplemente porque es más ligero, más aromático, casi afrutado, todo esto sin ser un licor. El nivel alcohólico de este elíxir de agave es de 36% aproximadamente, es decir un poco menos que un tequila tradicional. Lo produce la casa Tequilas de la Doña. Para quienes todavía no lo han probado, no le teman a lo diferente y aventúrense, realmente vale la pena.

18 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *