Hacer un buen té

Para hacer un buen té hay que empezar por lo principal, o sea tener un producto y un agua de buena calidad ambos. Es más recomendable usar agua embotellada purificada o de manantial. Al momento de la preparación, se recomienda no “”cocer”” el té, esto significa que hay que respetar los tiempos de infusión, que el té no permanezca demasiado tiempo en la tetera o la taza. De lo contrario el resultado terminará con cierto sabor amargo. La conservación del té tiene igualmente su importancia. Es recomendable conservar tu té en recipientes cerrados y en lugares secos, protegidos de fuentes de humedad. El contacto prolongado al aire del té provoca su oxidación reduciendo así la intensidad de los aromas. En conclusión, al igual que el café, la calidad de una buena taza de té depende del producto es si, y también de cómo se conserva y de cómo se prepara.

1 comentario

  1. Roberto

    Hola
    Para informacion general un te negro necesita una temperatura de agua de 92 a 95 grados y de 3 a 5 minutos de reposo en infusion y un te verde debe sumergirse en infusion a una temperatura entre 65 y 80 grados y se deja en infusion de 2 a 4 minutos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *