Curiosidad dominguera: Explosión galáctica

etoilEn diciembre pasado se registro la emisión de rayos X y rayos gamas más importante de la historia moderna. Esta, de haber ocurrido a menos de 10 años luz de la tierra, habría acabado con la mayoría de las especies que conocemos, incluyendo la raza humana. Por suerte la explosión de esta “magnastar�, es decir del núcleo de una estrella muerta, se produjo a 50 000 años luz de la tierra y tan solo provocó el enloquecimiento de muchos aparatos de detección de satélites y telescopios. La energía desarrollada fue la equivalente a la que produciría el sol en casi 100 000 años. De la que nos salvamos…
Via Le Monde

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *