De noche en tu cocina

tardQue terrible es estar en tu casa sin nada realmente interesante que hacer ni nadie con quien hablar de algo. Es en estos momentos cuando de repente la cocina puede convertirse en un laboratorio imaginativo que te puede salvar la velada. Parece entonces un reto abrir el refrigerador, la alacena y ver que se puede hacer con todo esto. No es fácil encontrar la inspiración cuando los ánimos no están. Pero de repente, aparece la silueta de una botella de vino y al probar los primeros sorbos de un tinto suave y afrutado, puede surgir esa chispa creativa. La dinámica funciona si esa chispa te permite despertar tu imaginación, entonces algo bueno saldrá de tu cocina. Si definitivamente la magia no opera, es que no es el día para cocinar, y en este caso, mejor sal de tu casa, háblales a amigos, o pídete una pizza. Porque no hay nada pero que cocinar sin ánimos para hacerlo.

1 comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *