Historia de la Cerveza (parte II)

cerv2 Hoy seguiremos con nuestro recorrido por la historia de la cerveza, donde lo habíamos dejado ayer es decir el principio de la era cristiana. Si el vino tuvo los favores de los romanos, fueron sin embargo ellos quienes introdujeron la cerveza en la península ibérica. Es desde ahí que la difusión se extendería hacia toda Galia y después hacia Germania. Estos últimos fabricaban la cerveza con cebada, trigo o avena aromatizándola con jengibre, o miel. Esta cerveza germana se expandió a los pueblos vecinos del norte y este de Europa quienes la adoptaron como bebida nacional hacia el siglo III de nuestra era. Para entonces se le conocía como “Cervecia�, en referencia a la diosa “Ceres�, diosa de los cereales y de las cosechas. Por su método de elaboración la cerveza no presentaba ningún riesgo y se integraba perfectamente a la dieta cotidiana de los pueblos europeos. Los galos aportaron elementos importantes a la evolución de la cerveza como nuevos procesos de fermentación y el tonel de madera para su conservación y transporte. La elaboración de la cerveza no conocería ninguna evolución y no rebasaría los límites de la fabricación artesanal hasta el siglo IX cuando el interés del Emperador Carlos Magno por la cerveza le permitiría conocer un desarrollo importante… (Leer también “Historia de la cerveza, parte I�)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *