El lector herido (en su bolsillo)

lectorEl tema de lo caros que están los libros se puso de moda el año antepasado, cuando se discutía la posibilidad de gravar los libros con impuestos que, algunos argumentaban, disuadirían al potencial lector de comprarlos. Por otro lado, alentarían el mercado pirata de las fotocopias y no contribuirían en nada a hacer de México algo que dudo mucho que alguna vez será: un país de lectores.

Como otras reformas presupuestarias que generaron igual o mayor escándalo, la de encarecer aún más los libros no prosperó. Sin embargo, el alto costo que tienen muchos libros importados, en especial aquellos de editoriales españolas (y ni qué decir de aquellos especializados en arte, diseño, arquitectura y decoración ), es sin lugar a dudas un factor que incide de manera importante en los bolsillos del lector asiduo.

Ayer fui a buscar algunos libros a la cafebrería El Péndulo (de Polanco), la cual me gusta en especial por las delicias de su restaurante y su colección de dvd’s. Pude constatar con escándalo, que el precio de muchas de las novelas que me interesaban estaba francamente por encima del precio que me imaginaba, bajo el argumento de que “son de importación� “esta edición está prácticamente agotada� o “sí tenemos algunos descuentos, cheque en ese estante de Alfaguara (con un modestísimo 10% )�

La sensación que me quedó en ese momento es que definitivamente se pueden conseguir mejores ofertas en las librerías Gandhi, que muchas veces manejan volúmenes que les permiten ofertar un mayor número de opciones a sus clientes.
Lástima que ya estaba en El Péndulo y uno de los títulos definitivamente me sedujo, pero la próxima vez compraré en Gandhi.

PD Si alguno de ustedes sabe en dónde puedo conseguir “País de las sombras largas�, de Hans Ruesch, le estaré muy agradecida por sus comentarios.

6 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *