Presencia

famadur


Duermo
bajo el cielo enaltecido
y el silencio de la noche.
Vigilo mis túneles,
me hundo en el ensueño
al tiempo que caen mis párpados
como ecos que se van.

Mi vista desdoblada de los ojos
traspasa el breve umbral de la conciencia
y deja el artificio de lo externo,
la apariencia empañada del ser.
Recorre el laberinto subterráneo
que la lleva a un espacio sin paredes,
sin confines.

Estás ahí,
tu imagen primera,
inalterada,
vertiente ignorada de la mar,
sin deformaciones en tu arena.

Tus ojos
inquietas aguas,
amplios remolinos
reflejan
mi onírico universo concentrado,
tu voz,
tu presencia pura.

Beatriz Sandoval, “Aprendiz de Mar�, 1998.

(Foto: Fama Durmiendo de Manuel Ã?lvarez Bravo)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *