Apatía política

Ostentando el dudoso honor del récord al abstencionismo, el pasado domingo se llevaron a cabo las elecciones en el Estado de México.


elec

¿Alguno de nuestros lectores en el estado olvidó votar? Espero que no sea el caso. Observo con estupor que la mayoría de los mexiquenses decidió no salir de sus casitas para acudir a las urnas, y serán esas mismas personas las que después se quejen amargamente de lo torpes, corruptos, ignorantes y manipuladores que son los políticos.

Con la vieja cantinela de “mi voto no hará la diferencia�, más del cincuenta por ciento de los ciudadanos registrados en el padrón electoral no expresaron su posición, ni su oposición, de forma alguna. Porque no emitir un voto no es, de ninguna manera, expresar una opinión política (a menos que la apatía sea una corriente nueva). El ganador, Enrique Peña Nieto, no ganó por mayoría si consideramos que solamente votó por él un cuarto de la población del estado, así que no es necesario hacer muchos cálculos para darse cuenta de que habrá muchos inconformes.
Pareciera que gran parte de la población mexicana no está preparada para ejercer sus derechos cívicos, y eso es lo más preocupante de la situación.

13 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *