Non Solo Pasta

nonsoloEste es un pequeño restaurante de la zona centro de la colonia Polanco ubicado en la calle de Julio Verne 89. Como se podrán imaginar la especialidad de este lugar es la cocina italiana. Uno mas podrán decir y tendrán razón.

El menú esta por supuesto compuesto en gran parte por una variedad de pastas, como espaguetis, linguinis, tagliatelles, lasaña entre otras. De entrada las ensaladas tienen un lugar importante en la carta. Podemos decir que, de lo que probamos no esta tan mal, las pastas al dente, las salsas, como el pesto, bien preparadas, sin tanta grasa ni exceso de aceite de oliva. Este punto es importante ya que en algunos restaurantes italianos las pastas están literalmente bañadas en aceite lo que puede resulta sumamente desagradable e indigesto.

El problema de este restaurante sin gran chiste es doble. Por un lado el excesivo nivel de ruido. Es casi difícil escucharse hablar en una mesita de dos personas. Por alguna razón la acústica es terrible. Entre el criterio de los clientes y el ruido exterior (coches, claxons, organilleros, patrullas, helicópteros, etc…) al cabo de una hora de estar sentados ahí tanto ruido es desesperante.

El segundo mayor problema es el servicio que según lo que vivimos “en carne propia» no es nada bueno. Aprovechamos la hora de la comida de un día de semana cualquiera para ir a comer ahí, como lo hacen todos los oficinistas, ejecutivos y comerciantes de esta zona central de Polanco. Todos ellos disponen por lo general de una hora para salir de sus oficinas, ir a un lugar, comer, y regresar a la misma oficina. El Non Solo Pasta pretende ser un restaurante dirigido hacia un perfil de clientela de tipo ejecutivos la zona, quienes dicho de paso tampoco disponen de tanto tiempo para comer pero que si pueden pagar algo mas que unos tacos de canasta o una comida corrida a 35 pesos. Sin embargo para este tipo de clientes es necesario proponer un servicio rápido y eficiente.

A estas alturas ya podrán verse perfilar mi principal reproche que le hago al Non Solo Pasta: la lentitud del servicio. La vez que fuimos tardamos prácticamente la eternidad (en tiempos de oficina) y todo nuestro tiempo se fue en esperas para que nos sirvieran. Esperamos como 25 minutos tan solo para que tomaran la orden, otros 20 minutos para que nos sirvieran una ensalada. En pocas palabras: servicio amable pero muy lento y deficiente.

Si un restaurante hace su negocio durante la hora de la comida con la gente que trabaja a su alrededor, gente como lo decíamos que tiene el tiempo contado, debería de ser reactivo y no alargar las cosas como si fuera fin de semana cualquiera cuando hay mas tiempo y menos prisas.

Para concluir, y a beneficio del Non Solo Pasta, diré que los precios no son muy elevados si tomamos en cuenta que esta ubicado en el corazón de Polanco, zona muy cara, casi por tradición, ya que unos tagliatelles al pesto servidos en porción generosa cuestan unos 48 pesos, y las ensaladas varían entre los 35 y 45 pesos en promedio. A lo mejor el verdadero precio a pagar ahí es el tiempo perdido esperando a que te atiendan correctamente.

14 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *