Antes que nada quiero ofrecerles a todos ustedes que entran a diario a defecito.com una explicación breve del por qué no habrá contenido por espacio de algunos días.

Este fin de semana -que pasó-, algunas personas decidieron irrumpir en nuestro departamento, llevándose con ellas mi laptop, mi palm, una cámara digital y otros objetos electrónicos, así como otras tantas cosas de mi roomate.

Por lo pronto intentaré conseguir una laptop que se adapte a mis necesidades lo antes posible para no descuidar defecito -principalmente- y claro, les ofrezco una disculpa por la carencia que tendremos aquí de información.

Nos leemos pronto.

Gracias.

Philippe Saez

7 Comentarios

  1. Una enorme pena me da esta noticia, Phil, para tu roomate y tu espero que, tal vez, se pueda recupera algo despues de una investigación (estaré soñando me dirían algunos…). Ojala se muevan un poco los agentes dedicados a este delito tan perjudicial.
    Saludos y esperamos que algo pueda recuperarse.

  2. Querido Phil,
    Es terrible lo que nos platicas, en especial por la merma de la confianza de llegar a casa y sentirse seguros. Te mando un fuerte abrazo y espero que ambos estén bien.

  3. Lo que phil no mencionó es que «el lugar de los hechos» se encuentra localizado a unos cuantos metros de la estación de policía de la colonia. Esto, en un lugar civilizado, significaría mayor seguridad. En México significa, basura (tirada por los policias), automoviles viejos estacionados en doble fila (de los policías), ruido ( de los agentes que les parece simpático saludarse y bromear a las 6 am por medio de los altavoces de las patrullas)… y no más seguridad que en cualquier callejón obscuro. Por mi parte fuí asaltado en la misma calle, y la respuesta de los policías fue: «no joven, usté habrá pensado que ibamos a perseguir a los rateros (cosa que no hicieron, y si lo pensé) pero imagínese, como está la inseguridad si nos salimos de la estación se meten y nos roban».

    Esta es la disminución del crimen a la que se refiere el gobierno. Se trata de una falta absoluta de capacidad e interés de las autoridades y una total desconfianza de la gente en la ineptitud de los policías, sin mencionar corrupción, que conlleva la natural conclusión de cualquier persona normal: para qué hacer una denuncia? Me temo, luego de mi experiencia, que para nada, excepto que vaya de por medio el trámite burocrático de cobrar un seguro o alguna otra cuestión legal como el robo de identificaciones o documentos oficiales. De lo contrario, la denuncia es tan inutil como inseguro es vivir junto a un policía.

    Phil y roomate, siento mucho que les haya pasado esto y espero que pronto puedan seguir con sus vidas normales, pues más grave que el daño material (y es bastante) es el impacto emocional…

  4. Así como defecito.com de alguna manera celebra la vida en el DF, en particular las actividades culturales y la gastronomía, también sufre las consecuencias de los aspectos negativos de esta ciudad. Los robos, los asaltos, la violencia han sido una constante desde hace mucho tiempo, un espectro que nunca nos deja, al que nos hemos acostumbrado.

    México desde quizá principios de los años ochenta vive un clima similar al de otros países en franca guerra civil; el nombre del juego se llama anarquía, entendida como un gobierno débil, sin autoridad (entendidos estos últimos como la falta de un contrato social con los ciudadanos, no como fortaleza militar o policiaca).

    Es interesante como la cultura mexicana, tan distinta de las demás por su gastronomía, lenguaje y cultura, haya sido lo suficientemente fuerte como para sobrevivir a la hecatombe que ha sido la larga debacle del PRI: treinta años de crecimiento seguidos de treinta años de crisis.

    Pero hay que empezar a cuestionar si esa misma fortaleza no trabaja en nuestra contra para resolver los muchos problemas que quedan, los principales siendo la criminalidad y la debilidad de los derechos de propiedad.

    Una manera de quitarle el cobijo de la normalidad a la criminalidad es hablar de ella, exponerla como lo que es, exhibir a los ladrones por su insignificancia personal.

    Entre tanto, otra vez bravo a Phil por preocuparse por defecito.com y sus lectores; por mucho que dependamos de computadoras, blogs y demás, siempre será la persona detrás de ellos quién importa.

  5. si ningun gobierno no va a ser nada por el pais es mejor que se vaya por que en el pais hay un muerto por alla, otro herido por aca y otro apuñalado por aca etc etc.

    mario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here