Recetario Político: Bachitas legislativas en su jugo (o “dame las tres�)

Las dádivas que ofrecen las tabacaleras son una práctica común en muchas partes del mundo. No sólo pueden corromper a “diputaditos” con viajes todo pagado, además ofrecen contribuciones para campañas electorales y donaciones para iniciativas en favor de la salud.

Un informe de las organizaciones Corporate Accountability International y la red de Responsabilidades de las Transnacionales del Tabaco (NATT) afirma que las compañías cigarreras, de manera directa o a través de cabilderos (o sea disimulada o descaradamente), ofrecen dinero a las autoridades gubernamentales para patrocinar eventos deportivos y dar apoyos a investigaciones contra la adicción.

A los periodistas los becan o les dan regalos. (A mí no me ha llegado nada, os juro. Si un día me ven fumando un Marlboro no piensen mal, por favor).

Cuando leí la noticia en Diario Monitor de que desde hace año y medio, por lo menos, media docena de diputados del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y tres del Partido Acción Nacional (PAN), además del senador Fauzi Hamdan y el actual gobernador de Veracruz, Fidel Herrera Beltrán, aceptaron viajes de British American Tobacco no me sorprendió mucho.

El objetivo de las cigarreras fue invitarlos a eventos deportivos con la intención de influir en su decisión de votar contra el aumento especial del tabaco. Y aunque alguno posiblemente no fuma, aceptaron “darle las tres” al “regalito”.

El poder económico que tienen las cigarreras y las ambiciones de vender y vender cada vez más cigarrillos sin importar la salud de sus clientes (aunque es necesario aclarar que a nadie se le obliga comprar una cajetilla de cigarros y mucho menos fumársela) obliga que diputados corruptos a aceptar los “regalitos” de Philip Morris y British American Tobacco.

Y a estas alturas no sé que sea más dañino: el cigarrillo o los legisladores corruptos.

Ahora estoy más confundido. ¿Tendré que agradecer a los diputados cada vez que compre una cajetilla de cigarros porque no permitieron el elevado incremento en su precio?

O peor aún: ¿tendré que agradecer a las cigarreras por pagar mi tratamiento cuando me internen en alguna clínica por tener enfisema pulmonar?

Tendré que gritar: “Coooff, cooofff ¡Gracias Philip Morris y British American Tobacco!, graciaaaaaas…”. Claro que lo haré mientras llevo puesta mi bata azul –esa con la que nos “visten” y se nos ve todo el trasero-, un suero y un electrocardiograma a un lado de mí.

Claro que algunos pacientes me mirarán feo o dirán que estoy loco. Ese no es mi problema, ¿para qué no leen noticias y son malagradecidos con las cigarreras? ¡Caramba!

Y deben de creerme esos pacientes incrédulos porque según la Guía de Acción por el tratado Global del Tabaco Philip Morris Internacional habría obtenido beneficios por 17.58 billones de dólares durante 2004 en el mundo, mientras Philip Morris/Altria 9.4 billones en ganancias y por último British American Tobacco 60.1 billones en beneficios y 2.1 billones en ganancia.

Hasta me dio tos, se los juro.

Pero todavía hay más: el panista Miguel Ángel Toscano afirma que hubo 15 diputados panistas que hace un mes recibieron una invitación para asistir al premio Fórmula 1 de Hungría.

Cuauhtémoc Ochoa, del PVEM, le hace segunda en las aseveraciones.

La estrategia de Philip Morris y British American Tobacco fue la misma: su objetivo fue que los legisladores de la Comisión de Hacienda evitarán el aumentó al impuesto al cigarro.

Según Toscano, ningún panista aceptó, aunque dice que sería difícil saber si los legisladores del PRI o del PRD lo hicieron.

Ayer fue entrevistado por Denise Maerker en el programa de Televisa “Punto de partida” y no quiere revelar los nombres de los legisladores presuntamente sobornados por las tabacaleras porque no cuenta con pruebas.

Dice que no revelará los nombres por dos razones: no cuenta con los elementos probatorios que así lo indiquen y en segundo lugar argumentó una razón personal.

“He recibido llamados, no sé si llamarles amenazas o sugerencias, que los tabacaleros están preparando las denuncias correspondientes en caso de que me atreva a dar los nombres”.

Claro que no hay pruebas, es como si alguien te soborna y aparte te dice: “fírmale aquí de recibido”. ¡Por favor!

Esta fotografía llegó a la redacción de Defecito en un sobre cerrado diciendo que estas chicas son las que se encargan de corromper a los legisladores, periodistas, etc. No podemos asegurar lo anterior, pero sería imposible resistirse…

Bachitas legislativas en su jugo (o “dame las tres”), la receta

Ingredientes
· Una o dos tabacaleras corruptas.
· De 1 a 15 diputados corruptos.
· Un alza en el impuesto a los cigarros.
· Un evento deportivo.
· “Acuses de recibido”, ahhh no. Perdón, se me olvidaba que no hay que dejar rastro.
· Una cajetilla de cigarros.

Modo de preparación

· Espere a que empiecen los diputados a querer aumentar el Impuesto Especial Sobre Producción y Servicios (IEPS) a los cigarros para entrar en acción.
· Si aprueban el impuesto, usted no se preocupe, el erario público recibiría unos mil millones de pesos adicionales por este incremento y estará feliz.
· Haga un convenio con la Secretaría de Salud, luego se lo hará propio y lo convertirá en impuesto; recibirán otros 2 mil 500 millones de pesos.

Consejos
· En caso de que aprueben el IEPS a los cigarros, usted aumenté mínimo en unos 80 centavos la cajetilla de cigarros.
· El impacto de la alza que lo asuman los consumidores, no usted. ¿Quién les manda fumar? Para que se les quite…
· Entregue premios de 750 dólares y regale computadoras a los reporteros por publicar historias "más favorables para la compañía", como se hace en Nigeria.
· Aportarte recursos para el combate de enfermedades relacionadas con el tabaquismo, no funcionará de mucho, pero al menos le dará buena imagen.
· No fume o deje de fumar, así usted puede argumentar que no le entra al vicio.

Sitios relacionados

· Colgate
· Fórmula 1
· Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias

¡Buen provecho!

 *Rigo Sandoval Uribe es periodista y chef político.

2 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *