El Lamento y la Luna

Todo se ha dormido,
sólo la luna se desvela.

Sabe que en mi lecho estoy sola
con los ojos abiertos, inundados.

Miro la ventana,
la luz disimulada de la noche
resbala en mi rostro,
descubre mi amargura.
Sólo ella me conoce, me contempla.

Escucho las pisadas del tiempo
sobre el casco de hielo que me cubre,
recibo su sonido
lento, tortuoso
como gotas que vuelven a la fuente
en un ciclo sin fin.

La noche no termina
y yo no alcanzo al sueño,
mientras los otros duermen, mi soledad asciende,
se quejan en vigilia mis sentidos.
Cuando la madrugada retiene su letargo
mi llanto se desborda quebrando su silencio.

Bajo la luna glacial
me estremezco sin reposo
en este abismo de exhalación nocturna.

Beatriz Sandoval (México 1976- )
Fotografía: As Manos de Alberto Monteiro

5 Comentarios

  1. Bety: ¡Qué hermoso poema! Me hizo recordar noches así. Ahora soy felíz. Ojalá que también tú lo seas. 😉

  2. Quien no ha tenido por compañera en esas largas noches a la luna…ella nos invita a trascender….buen poema

  3. creo que tien un bueno fondo, sin embargo, las frases faltas de exitación propia de cuelgan de las siguientes.. así hasta el final, además creo qeu si tuviera un mejor manejo de acentuación rítmica sería fabuloso..

    buen intento

    excelente fotografía…

  4. Coincido con Manuel, por más que el poema sea libre necesita rítmica, cadencia y más en temas tan íntimos, de todas formas es profundo y tiene buen material como para llegar a ser realmente BUENO.

    La foto….sin palabras ¡buenísima!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here