El Lamento y la Luna


El Lamento y la Luna

Todo se ha dormido,
sólo la luna se desvela.

Sabe que en mi lecho estoy sola
con los ojos abiertos, inundados.

Miro la ventana,
la luz disimulada de la noche
resbala en mi rostro,
descubre mi amargura.
Sólo ella me conoce, me contempla.

Escucho las pisadas del tiempo
sobre el casco de hielo que me cubre,
recibo su sonido
lento, tortuoso
como gotas que vuelven a la fuente
en un ciclo sin fin.

La noche no termina
y yo no alcanzo al sueño,
mientras los otros duermen, mi soledad asciende,
se quejan en vigilia mis sentidos.
Cuando la madrugada retiene su letargo
mi llanto se desborda quebrando su silencio.

Bajo la luna glacial
me estremezco sin reposo
en este abismo de exhalación nocturna.

Beatriz Sandoval (México 1976- )
Fotografía: As Manos de Alberto Monteiro

5 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *