Desde hace unos días se ha desatado una ola de protestas en la mayoría de países árabes tras la publicación hace 4 meses de caricaturas (las podrán ver todas aquí) en un periódico danés (Jyllands-Posten) representando al profeta Mahoma con un turbante en forma de bomba, así como a personajes que recuerdan al mundo musulmán fundamentalista.

Ciertamente a primera vista uno puede pensar que no es muy respetuoso hacia este personaje, pilar de la religión musulmana. Pero se trata de una caricatura como existen en todos los periódicos europeos o de cualquier país donde impera un mínimo de libertad de expresión. Ya se han publicado en muchos periódicos europeos y americanos (en el sentido geográfico más amplio) caricaturas de políticos, de gente del espectáculo. o de personajes de la Iglesia Católica (de Dios al Papa pasando por Jesús y algunosa Santos por ahí). Ahora le toco a la religión musulmana y de repente se desata un escándalo internacional, y vemos a grupos armados amenazando la integridad física de los representantes de países democráticos. O acaso es normal ver hombres enmascarados con ametralladoras en mano frente a las oficinas de la Unión Europea en Palestina (Gaza y Cisjornadia). ¿Podemos aceptar que países musulmanes, de Argelia a Yemen, pasando por Arabia Saudita o Egipto entre otros, que no conocen ni el significado de las palabras democracia o libertad de expresión hagan presión de esta manera por unas caricaturas? ¡Claro que no! Es simplemente inaceptable.

¿Acaso tenemos que recordar que en todos estos países como Arabia Saudita no existen las libertades individuales básicas? Así es, es necesario me parece, recordar a la opinión publica que esta monarquía petrolera no reconoce la libertad de culto, ni la libertad de expresión así como ignora los derechos fundamentales de la mujer (no puede salir sola a la calle, ni manejar un automóvil ni siquiera salir de su país sin el permiso de un hombre). Y este caso extremo se reproduce de diferentes maneras e intensidades en TODOS los países del mundo árabe musulmán. En ninguno de estos países existe un sistema político, jurídico y judicial que podríamos considerar mínimamente democrático o respetuoso de la libertad de expresión y de las libertades individuales. ¿O acaso la aplicación de la Sharia (ley islámica) es un ejemplo de libertad y democracia?

Con que cara entonces se permiten manipular a sus opiniones publicas organizando manifestaciones, boicoteando los productos daneses, noruegos o francéses? Porque estos tres países han dejado que la libertad de expresión exista. Lo que provoca cierto malestar y hasta inquietud es que con la presión mediática que están ejerciendo los lobbies pro musulmanes (financiados en gran parte por los ricos países musulmanes del Golfo: Arabia Saudita, Kuwait, Emiratos �rabes Unidos y Qatar, por nombrar los principales) se está creando un ambiente de miedo y ya estamos escuchando nuevamente las expresiones “represalias�, “alertas de seguridad�.

Las Brigadas de los Mártires de Al-Aqsa ya avisaron que, a partir de hoy, cualquier ciudadano danés, noruego o francés es considerado como un «target». ¿Tenemos que esperar ahora a que Al-Qaeda intervenga y nos amenace con hacer estallar un metro por aquí o secuestrar un avión por allá?

A nivel europeo, estamos esperando las reacciones oficiales, pero es lamentable ver por ejemplo la reacción del dueño del periódico francés “France soir� (que publicó las caricaturas hace unos días, cuando estalló el escándalo desde Dinamarca) quien despidió al director de la publicación por haber ejercido su derecho y el de sus lectores a la información.

En Europa y en muchas partes del mundo el tema del Islam y del extremismo islámico se está convirtiendo en tema tabú. En muchos países europeos ejercer una “critica� aún mínima hacia algo del Islam es inmediatamente considerado como un insulto intolerable. Este episodio de la publicación de unas caricaturas y del escándalo internacional que se esta gestando es un ejemplo más que ilustra esta inquietante tendencia.

Algunos países musulmanes han pedido que los Gobiernos de Dinamarca, Noruega y Francia pidan una disculpa. Me pregunto exactamente ¿disculpa por qué? ¿Por ser países democráticos que permiten a los periodistas, los caricaturistas y todo el medio informativo ejercer sus respectivas profesiones con libertad? ¿Acaso ahora vamos a tener que disculparnos por ser democráticos? ¡No señores! Esto es simplemente inaceptable. Antes de pedir disculpa por unas caricaturas pidamos a Arabia Saudita y todas las demás dictaduras islámicas respetar los derechos individuales más básicos. Pidámosles salir del oscurantismo inquietante en el cual han echado a sus sociedades. Luego entonces hablamos.
*Aquí se muestran dos de las caricaturas publicadas primero por el periodico Jyllands-Posten y que causaron el escándalo.

9 Comentarios

  1. Totalmente de acuerdo con este comentario, Phil, y gracias por tu clara sintesis en cuanto a la posición fanatica/dictatorial de los países cuya religion pasa por encima del respeto hacia aquellos que no comparten sus dogmas. Bien se dice, además, que las religiones, en su aspecto mas fanatizado, crean el divisionismo entre los pueblos y, por ende, las guerras.
    Lo peor en el presente caso es asumir una posición de «disculpa» por parte de las naciones europeas frente a los gobiernos «ofendidos». El colmo !!!

  2. Así es.. a mi como experiencia personal y tú lo sabes Philippe fue en el aeropuerto de París estando en la fila de control de pasaportes cuando ví a aquella mujer enteramente tapada. Ciertamente como extranjeros y más en América, las conocemos por medio de la televisión, internet, periódicos -todo estos medios visuales-, pero ver a una mujer musulmana tapada de los pies a la cabeza, literal, con este atuendo negro llamado «Abaiha» equivalente también al «Chador» Iraní fue impresionante. Ver al marido musulmán feliz y la mujer arrinconada en la esquina, con una actitud de sumisa y de «perdón al mundo por haber nacido y ser mujer» simplemente me encabronó.

    Definitivamente toda esta revuelta que está sucediendo en los países musulmanes es ridícula a raíz de la publicación de estas estas caricaturas. Patético.

  3. lo más cajeto es que hay personas que postean sobre el tema sin tener un carajo de idea. bueno, vienen de la camada del cebo. qué podemos esperar? ja 😉

  4. Querido Defecito:

    Yo vivo en la capital de la perfida Albion (y perdon por no poner acentos, pero estos teclados britanicos asi son de anti mexicanos), y aunque en general concuerdo, es importante contextualizar la situacion.

    Como seguramente ustedes saben, la representacion de la figura humana en general, y la del santo profeta Mahoma (la paz sea con el) en particular son actos prohibidos por el Coran mismo para contrarrestar la idolatria muy prevalente en los tiempos del santo profeta.

    No digamos caricaturas como las puestas arriba, simplemente representar graficamente al profeta es antiislamico.

    Aunque estoy en acuerdo respecto a la naturaleza barbarica de la religion musulmana, a Defecito se le olvida que las mujeres mismas en los paises musulmanes son las primeras en soportar el status quo (he tenido la suerte de vivir y visitar paises musulmanes, hablo de esto con conocimiento de causa), no se piense que ellas se ven a si mismas como oprimidas. Asi que el publico occidental debe evitar actitudes mesianicas de liberacion, que ya vemos los resultados que dan.

    Los musulmanes encontraran la libertad y la democracia (entendido en un sentido amplio, no como simple acto de emitir un voto) si ese es su deseo, y ciertamente les podremos ayudar (miren que decir esto como mexicano es el tuerto hablandole al ciego, pero bueno), pero el occidente no tiene ninguna superioridad moral sobre los musulmanes, despues de todo el occidente invento el Holocausto, el racismo y el antisemitismo, asi que no presumamos de mucho, que mucho nos falta por hacer. Caer en el juego gringo de superioridad cultural es una trampa muy peligrosa. EN algunos paises musulmanes es claro que la aplicacion of ley Sharia es un insulto a los derechos humanos, pero en gringolandia ejecutan a criminales condenados en minoria de edad, en China los juicios con condena ejecutoria son casi una cuestion anunciad, Israel ejecuta terroristas sn mediar juicio, y asi nos podemos seguir por el estilo.

    Es muy facil criticar a los periodicos europeos que han decidido correr a periodistas o editores por el asunto, pero cabe recordar que en estos paises un porcentaje importante de sus lectores y subscriptores es musulman y por lo mismo se sienten insultados, y no solo eso, pero tambien hay elelmentos muy hostiles y retrogrados en las sociedades musulmanas europeas que implica una mayor responsabilidad al publicar criticas antimusulmanas, validas o no.

    Es muy facil hablar de libertad de expresion cuando uno no pone en riezgo su vida y seguridad personal, aunque la publicacion de los comics aqui es muy loable, seamos sinceros, esto, afortunadamente no pone en gran riesgo a nadie en Mexico, pero no seria lo mismo en los principales paises europeos.

    Me place que mucho que Defecito aborde temas internacionales, yo creo que los chilangos somos cosmopolitas por defecto, asi que esto se siente como una evolucion natural en este sitio.

    Saludos.

  5. ¿Cómo no van a tener mal genio estos pobres musulmanes si ellos no saben lo placentero que es el poder beberse una copita de vino o de otro trago parecido? ¡Salud!

  6. VIDA ANTES DEL ISLAM Mujammad sala Aláju alaiji wa salam, Paz y Bendiciones de Aláh sobre El, fue una Misericordia de Dios enviada al mundo. Su vida brillo como símbolo de luz y guía para todo los tiempos y razas. El fue el último enviado de Dios hacia la humanidad, la cúspide en la gran cadena de los profetas. Su vida la dedicó hacia el llamado a la Absoluta Unicidad del Ser Supremo -La Ilaja ila Aláh, Mujammadan Rasul Aláh-: No hay otra divinidad sino solo Aláh y Mujammad es el enviado de Aláh . Mujammad, Paz y Bendiciones de Aláh sobre El, nació en la ciudad de Meca, un valle rodeado de montañas (hoy Arabia Saudita), 570 años después de Jesús, la Paz sea con El. Mujammad, Paz y Bendiciones de Aláh sobre El, fue huérfano. Su padre murió antes de su nacimiento. Fue criado en la tranquilidad del desierto de acuerdo a las costumbres árabes. A la edad e 6 años, también muere su madre Aminah, por lo que su abuelo Abdu Al-Mutalib, se hizo cargo, para luego pasar al cuidado de su tío paterno Abu Talib. Meca era una ciudad famosa e importante, principalmente porque ahí se encontraba la Sagrada Ka’bah, el primer templo edificado por el ser humano para la glorificación de un solo Dios, reconstruida alrededor de 3.000 años antes por el profeta Ibrahim y su primogénito Ismael, La Paz sea sobre ambos. De acuerdo al decreto Divino, Ibrahim dejo ahí a su esposa Jáyar y a su hijo Ismael. Al pasar el tiempo Meca llegó a ser la ciudad excelsa por el peregrinaje para los pueblos árabes de la región y que a más de eso surgió como ciudad de cultura y mercadeo, a través de la cual transitaban todas las rutas de las caravanas entre Siria en el norte y Yemen en el sur. Mujammad, Paz y Bendiciones de Aláh sobre El, fue un descendiente directo de Ibrahim a través de Ismael, que perteneció a la noble y renombrada familia de Bani Jáshim. En su niñez como pastor de ovejas, Mujammad, Paz y Bendiciones de Aláh sobre El, correteaba sus rebaños a través de las montañas de Meca.
    Como joven, Mujammad, Paz y Bendiciones de Aláh sobre él, llegó a ser conocido como al-Amín, que significa el honesto, el verás, el confiable. Su tío, quien le quiso mucho, acostumbraba a llevarle en las caravanas a Siria, lo cual le enseñó a ganarse el sustento, llegando a ser un gran hombre de negocios, a pesar de que no disponía de muchos medios. La generosidad y veracidad en el carácter de Mujammad, Paz y Bendiciones de Aláh sobre El, lo hizo ser muy querido por todos quienes lo conocían . En Meca, una de las más honorables damas de la sociedad cuyo nombre era Jadiya, solicitó a Mujammad, Paz y Bendiciones de Aláh sobre El, conduzca sus negocios y se haga cargo de sus caravanas. Después de trabajar algún tiempo para ella, Mujammad, Paz y Bendiciones de Aláh sobre El, que contaba con 25 años de edad, recibe una propuesta indirecta de matrimonio de Jadiya. A pesar de que ella era mayor con 15 años a El y que había enviudado en dos ocasiones anteriores, Mujammad, Paz y Bendiciones de Aláh sobre El, acepta su proposición. Vivieron muchos años de felicidad en su matrimonio. Ella dio a luz dos hijos y cuatro hijas. Con tristeza sus dos hijos murieron en la infancia, sin embargo esto no detuvo para que su matrimonio sea ideal y su vida familiar sea llevada en armonía. Un día mientras varias tribus de Meca se disputaban el honor de quien iba a colocar la piedra negra en la esquina del Ka’bah, Mujammad, Paz y Bendiciones de Aláh sobre El, apareció y la gente le pidió un consejo para ver quien tenía el honor antes mencionado. Su sabiduría le hizo tender un manto, en el cual hizo colocar la piedra, y de sus extremos hizo levantar a un miembro representante de cada una de las tribus en disputa; todos estuvieron complacidos de participar y la disputa terminó. Los árabes de su tiempo tuvieron buenas cualidades: eran aguerridos, generosos, leales, pero a pesar de ello, a menudo se encontraban inmersos en peleas familiares sin fin. Tenían poco respeto por los débiles, los huérfanos, las viudas, y a menudo se reunían a beber alcohol y discutir frivolidades. Debido al importante status que se le daba a los hijos varones, muchos padres practicaban la diabólica costumbre de enterrar a sus hijas mujeres vivas; pero en sí la raíz de toda esta herencia diabólica era el politeísmo. El politeísmo, adoración a varios dioses, era practicada por casi todos.
    El legado de la religión Monoteísta pura de Ibrahim se había disuelto en las arenas del desierto. La tradición cuenta que había alrededor de 360 ídolos y falsos dioses, que habían sido colocadas dentro y fuera de la sagrada Ka’bah a quienes se les adoraba como señores, y se les pedía como intercesores. Por ese tiempo también los seguidores de Moisés y Jesús, la paz sea sobre ambos, se habían separado de su credo monoteísta original, dejando como consecuencia muchas sectas. En todo este contexto Mujammad, Paz y Bendiciones de Aláh sobre El, fue una figura excepcional, quien jamás se junto a estos ritos paganos. El acostumbraba hacer sus retiros en una cueva del monte Jira en los alrededores de Meca, donde a través del rezo y entrega constante a Dios, su corazón incesante buscaba la verdad. RECEPCIÓN DEL MENSAJE Fue en una noche del mes sagrado de Ramadán, a la edad de 40 años que Dios Todo Poderoso hizo descender la revelación a Mujammad, Paz y Bendiciones de Aláh sobre El, esta noche es conocida como «Laylat al-Qadr», la noche del decreto. El Espíritu de la Verdad (el ángel Gabriel) descendió con el decreto de Dios para dar luz y guía a la humanidad: El Corán; era el comienzo de una nueva era que tenía que vivir la humanidad. La luna resplandecía mientras Mujammad, Paz y Bendiciones de Aláh sobre El, percibía la presencia del ángel; se escuchó una voz «Lee», Mujammad, Paz y Bendiciones de Aláh sobre El, se encontraba temeroso y responde «No puedo leer», nuevamente el ángel repite su orden «Lee», y responde «No puedo leer»; su temor le había paralizado cuando se escucha nuevamente «Lee» y Mujammad, Paz y Bendiciones de Aláh sobre El, responde «Qué debo leer» Iqra’bismi Rabbika al-ladhi jalaq *Jalaqa al-insana min ‘alaq * Iqra’wa Rabbuka al-Akram * Al-ladhi ‘alama bi-al-qalam * ‘Alama al-insana ma lam ya’lam* ¡Lee en el nombre de tu Señor que ha creado!* Ha creado al hombre de un coágulo.*¡Lee, que tu Señor es más generoso! *El que enseñó por medio del cálamo *enseño al hombre lo que no sabía. Estos fueron los primeros maravillosos versos revelados del glorioso Corán. La voz del ángel Gabriel (El espíritu de fe o espíritu de verdad) había sido enviado hacia el ultimo de los Profetas de Dios. La misión apenas había empezado para Mujammad, Paz y Bendiciones de Aláh sobre El, quien había sido enviado como misericordia para los mundos.

    Mujammad, Paz y Bendiciones de Aláh sobre El, apenas había recibido las primeras palabras de Su Señor en el monte Hira. Acababa de bajar de la montaña, su cara iluminada, su corazón latiendo velozmente y con claro sudor en su rostro; los versos del Corán todavía estaban haciendo eco en su espíritu ¿Qué clase de visita era ésta, que clase de palabras.? Corrió a ver a Jadiya y le dijo: «Cúbreme.. cúbreme» mientras ella suavemente le confortaba durante la locución de lo que le había pasado «Siento miedo que algo me vaya a pasar», su esposa replicó ¡Nunca!. Por Aláh que jamás te quitará su gracia. Tú eres de aquellos que tienen buenas relaciones con sus parientes, tú ayudas a los pobres y necesitados, sirves a tus huéspedes con generosidad, y asistes en el infortunio a la gente. Después de algún tiempo Jadiya lo llevó a su primo un sabio escriba llamado Wuaraqah quien conocía bien el Torah y el Evangelio. Después de describirle a él lo que le había pasado esa noche, el anciano hombre sin duda afirmó con certeza que este fue un encuentro con el ángel Gabriel, quien Aláh envió a Moisés: » Quisiera ser joven y vivir hasta cuando tu gente regrese a ti» dijo el hombre. El sabía que el Profeta predicho en las escrituras anteriores había arribado, así empezaba el trabajo de profecía del Profeta Mujammad, Paz y Bendiciones de Aláh sobre El, quien iba atener influencia en el mundo para siempre. Este fue el nacimiento de una nueva era de historia de conciencia y progreso en la humanidad, el renacimiento del Islam. El primero en creer en el Profeta, Paz y Bendiciones de Aláh sobre El, fue su esposa, seguido inmediatamente por su amado y joven primo Ali, hijo de Abu Talib. Mucha de su propia gente mostró hostilidad, pero otros voluntariamente abrieron sus corazones y aceptaron el llamado del Islam, como su cercano amigo y compañero Abu Bakar y su sirviente Zayd. Después de un tiempo, y después que la revelación continuaba Mujammad, Paz y Bendiciones de Aláh sobre El, fue ordenado por Aláh de difundir públicamente el mensaje del Islam y recitar los versos que fueron descendidos a El. Bismi Allaji ar-Rajmani ar-Rajim* Al-jamdu lilaji rabbi el-alamin*ar-Rajmani ar-Rajim* Maliki yaumi ad-din* Iyyaka na’budu wa iyyaka nasta’in* Ijdina as-Sirata al-mustaqim* Sirata al-ladhina an’amta’alayjim ghayri el-magdubi’alayjim wa la ad-dalin* En el nombre de Aláh El más Clemente y Misericordioso* Las alabanzas son para Aláh, Señor de los mundos* El más Clemente El más Misericordioso* Dueño del día del juicio final* Solo a Ti te adoramos, solo en Ti buscamos ayuda* Guíanos por el camino recto* El camino de los que Has favorecido* No del que son motivo de ira, ni de los extraviados.

    Un día Mujammad, Paz y Bendiciones de Aláh sobre El, subió hacia el montículo de Safa, cerca de la sagrada Ka’bah haciendo el llamado a la gente de Quraysh. Tan pronto como lo arredondearon le preguntaron ¿Que pasaba?. Mujammad, Paz y Bendiciones de Aláh sobre El, respondió: «Decidme ¡Oh habitantes de Meca!, si les informaría que he visto un ejército en el otro lado de la colina, me creerías». «Ciertamente» contestaron todos. «Nosotros confiamos en ti y sabemos que tú nunca mientes» Entonces Mujammad, Paz y Bendiciones de Aláh sobre El, dijo: «Sepáis que yo soy un amonestador y que os prevengo de un castigo severo….. Dios me ha ordenado que os prevenga que si sigáis así no encontraréis bien en los cielos y en la tierra». La multitud quedó paralizada y silenciosa mientras Abu Lahab el tío del Profeta respondió ¡Que perezcas!. Todos dieron sus espaldas y desaparecieron dejando solo a Mujammad, Paz y Bendiciones de Aláh sobre El,. La gente escuchó estas nuevas palabras de llamado para prosternarse ante Aláh y entrar a la religión de sumisión a Dios: el Islam. Inmediatamente después ellos se dividieron, muchos comenzaron a rechazar la verdad certera, después de años de conocerle a El como la persona más piadosa, insultándole y ridiculizándole. A pesar de todo eso, El nunca habló mal de todos ellos y les decía: «El que cree en Aláh y en el último día debe de ser bueno con sus huéspedes. Aquel que cree en Aláh y en el último día debería honrar a sus vecinos. Aquel que cree en Aláh debería decir palabras buenas o callarse». De esta forma Mujammad, Paz y Bendiciones de Aláh sobre El, continuaba invitando al camino de Dios con paciencia a testificar que «no hay otra Divinidad digna de alabanza excepto Aláh y que El, Mujammad, Paz y Bendiciones de Aláh sobre El, era el mensajero de Aláh Qul juwa Allaju Ajad* Allaju as-Samad* Lam yalid wa lam yulad* Wa lam yakun laju kufuwan ajad* Di: El es Aláh, El Único* Aláh el Eterno, Absoluto. El no ha engendrado, ni fue engendrado y no hay nadie comparable a El» Mientras más llamados a testificar y someterse a la voluntad de un solo Dios, más gente parecía opuesta al llamado de Fe, pues era una sorpresa conocer que quien había sido receptor de esta revelación celestial era un hombre que no sabía ni leer ni escribir. En ese tiempo muy contados árabes en la región conocían las letras. ¿Cómo era posible la belleza de las palabra de un hombre que era iletrado? Los jefes de las tribus de Quraysh, la gente con más influencia en Meca, decidieron realizar una reunión consultiva donde decidieron preguntarle al tío del Profeta

    Abu Talib para que sea el mediador entre ellos y así tratar de parar esta nueva amenaza que se veía llegar en contra de la religión y costumbres politeístas de sus ancestro. Mujammad, Paz y Bendiciones de Aláh sobre El, cuando escuchó esto se encontró motivado debido al afecto por su tío, pero su respuesta fue tranquila y clara: «Por Aláh, si ellos me ofrecen traerme el sol hacia mi mano derecha y la luna hacia la izquierda yo nunca abandonaré mi misión hasta que Aláh haga al Islam victorioso o yo perezca por El». Paulatinamente fue creciendo el número de musulmanes bajo la guía del Profeta Mujammad, Paz y Bendiciones de Aláh sobre El,. El primer grupo de creyentes comprendieron el mensaje de rectitud, moralidad y sumisión del Islam; su apego a la veracidad fue una de las características que iluminó la sociedad pagana árabe de ese tiempo. Los valores materiales y ambiciones terrenales fueron súbitamente cambiadas por la perseverancia de alcanzar la luz y la sabiduría que conducirá a la paz del más allá. Mujammad, Paz y Bendiciones de Aláh sobre El, decía «Aquel que siga este camino del conocimiento de la verdad, Aláh le hará fácil el camino al paraíso». La persecución había empezado para los musulmanes, y aquellos pobres de escasos recursos y sin posiciones económicas fueron los que más sufrieron. Los que sufrieron fueron objeto de burlas y ataques; piedras y tierra se les lanzaba por doquier. Algunos musulmanes tuvieron que salir de Meca y abandonar sus hogares y tuvieron que buscar refugio en el país vecino de Abissynia, regentado por un gobernante cristiano. Para aquellos que permanecieron en sus tierras la persecución fue más tenaz. Billal un esclavo negro abissynio quien aceptó el Islam fue torturado con una roca que cubría su pecho en medio del sol y la arena incandescente del desierto. Su amo le preguntaba ¿donde esta tu Dios?, mientras los incrédulos se reían de él. Esta forma de tortura no sirvió sino para fortalecer su fe en el único Dios. Los jefes de Meca entonces adoptaron una nueva táctica por la cual forzaron al Profeta y a los creyentes a concentrarse en un solo lugar de la ciudad sin provisiones y alimentos, sin nada que comer por días y hasta semanas. Esta táctica empezó en el séptimo año de la revelación del Corán y duró por tres largos años más.
    Mujammad, Paz y Bendiciones de Aláh sobre El, doblegó a sus enemigos a través de su buen carácter y comportamiento, lo que causo la mejor de las impresiones a sus opositores, sus palabras eran siempre llenas de sabiduría; las costumbres y tradiciones de la sociedad trivial de Arabia pronto se estremecieron por el extraordinario espíritu de sus sabias enseñanzas. El decía: «Apoyen a su hermano, así él este cometiendo una equivocación o se haya equivocado». Un hombre le replicó ¡Oh! mensajero de Aláh «yo puedo ayudar a mi hermano si ha sido causa de daño, pero ¿como yo puedo ayudarle a él si esta haciendo mal?. El respondió: «adviértanle y prevéngale que no cometa ningún mal, esa es la forma como debéis apoyar a vuestro hermano». Los dones que Aláh había otorgado al Profeta, Paz y Bendiciones de Aláh sobre El, eran excelsos. A menudo pasaba en frente de un grupo de niños y no dejaba de pasar su mano afectivamente sobre sus cabezas y a menudo hasta participaba en sus inocentes juegos, así el decía: «existen cien tipos de misericordias, de las cuales solo una ha sido enviada a los yinn (espíritus), a los humanos y reino animal; a través de este instinto afectivo se interaccionan el uno con el otro, a través de este el uno y el otro despliegan afecto y misericordia, y a través de este mismo los mayores muestran afecto a los menores, y Aláh se ha reservado para el mismo noventa y nueve de sus misericordias, las cuales mostrará a Sus siervos el Día de la Resurrección». El Profeta, Paz y Bendiciones de Aláh sobre El, honraba especialmente a las mujeres, por una parte el Islam mismo se encargó de elevar el estatus y la posición de la mujer a un lugar inimaginable en la sociedad de aquel tiempo, garantizándole sus derechos y libertades no vistas hasta ese entonces. El solía decir: «El paraíso yace bajo los pies de su madre»; pero sin embargo la mayoría de ellos persistían rechazándolo a través de costumbres ancestrales ignorantes. En el décimo año de cumplir su misión el Profeta, Paz y Bendiciones de Aláh sobre El, experimentó la más grande de las tristezas de su vida su tío Abu Talib quien lo había protegido en su niñez murió.
    Inmediatamente después fallece su esposa Jadiya y luego la gente Ta’if, donde El había viajado para dejar su mensaje, lo rechaza sin misericordia enviando gente malvada a que lo apedreen tanto que la sangre que corría por su cuerpo había quedado pegado a sus zapatos. Es en este momento tan dificultoso donde el Profeta, Paz y Bendiciones de Aláh sobre El, recibe de Aláh uno de los honores más grandes de su vida que sirvió para confortarlo, este fue el Viaje Nocturno y la ascensión a los Cielos. En aquella noche especial llegó hasta el Profeta, Paz y Bendiciones de Aláh sobre El, un ángel y lo despertó de su sueño, conduciéndole hacia la montura de una criatura llamada al-Buraq que lo transportó a la velocidad de la luz desde Meca hasta la mezquita sagrada de al-Aqsa (Jerusalén). Aquí en este lugar bendito el Profeta, Paz y Bendiciones de Aláh sobre El, se encontró con la multitud del resto de hermanos profetas, a los cuales los lideró en el rezo y alabanzas a Aláh. Desde ahí el ángel Gabriel lo ascendió a través de los siete cielos para que testifique los misterios no vistos del universo; así como también para ser testigo de los grandes signos de Aláh; de acuerdo a la tradición el Profeta dijo: «Cuando Yo entré al cielo más bajo, Yo vi a un hombre sentado allí, este era el Profeta Adam (LPSCE), en el segundo cielo pude saludar con los Profetas Yahya (Juan) e I’sa (Jesús) (LPSCE), luego encontré al Profeta Yusuf (José) (LPSCE), en el tercer cielo y salude con él. En el cuarto cielo estaba el Profeta Idris (Enoc) (LPSCE) y mientras seguía ascendiendo cada ángel guardián de los cielos preguntaba a Gabriel ¿Quién es El? Y respondía es el Profeta Mujammad, Paz y Bendiciones de Aláh sobre El, que fue llamado por Dios y cada ángel daba la bienvenida y abría la puerta para entrar. Así en el quinto cielo salude con Harun (Aarón) (LPSCE), luego pase al sexto cielo y salude con el Profeta Musa (Moisés) (LPSCE) y en el séptimo y último cielo encontré al Profeta Ibrahim (Abraham) (LPSCE), entonces el ángel Gabriel me llevó hasta los bordes de Sidrat al-Muntaha, cubierto con velos de colores misteriosos e indescriptibles donde se encontraba Bait al-Mamur, y el ángel dijo que ya no puede seguir porque es prohibido para todo ser.» Allí el Profeta, Paz y Bendiciones de Aláh sobre El, es saludado por el Creador, quien después de un breve diálogo, le ordena bajar a su pueblo y establecer cincuenta rezos diarios. A través de la Misericordia de Aláh los rezos quedaron reducidos a los cinco rezos actuales (segundo pilar más importante del Islam) que equivalen a los cincuenta originales.

    LA MIGRACIÓN El Profeta Mujammad, Paz y Bendiciones de Aláh sobre El, había llegado a la cúspide de las revelaciones Divinas, fue en esta noche suprema en la que fue elevado en cuerpo y alma donde recibió de Aláh el Altísimo, la orden de establecer el segundo pilar del Islam: los cinco rezos diarios otorgándoles así la tierra entera como lugar de prosternación y oración para los musulmanes. Este pasaje es conocido como al-Isra’ wa al-Mi’rash, el Viaje Nocturno y la Ascensión. La mañana siguiente a su retorno, después de escuchar este milagroso viaje los incrédulos aprovecharon la oportunidad para reírse del Profeta a quien lo catalogaron de una persona que no estaba en sus cabales, que era un mentiroso. La persecución contra los creyentes se incrementó de una forma incontenible de tal forma que constantemente se encontraban en peligro de muerte; así, el Profeta Mujammad, Paz y Bendiciones de Aláh sobre El, se preparaban para dejar Meca. Una delegación de aquellos que habían abrazado el Islam desde la ciudad de Yathrib, 250 millas de allí, ofrecieron sus hogares e invitaron a todos los musulmanes a vivir en paz y tranquilidad en esa ciudad. El Profeta Mujammad, Paz y Bendiciones de Aláh sobre El, aceptó; este pasaje se lo llama Hégira o Migración. Este fue un momento especial en la historia del Islam, donde comienza el calendario islámico, este era el nacimiento del primer estado islámico, así, Yathrib se la llamó «la ciudad del Profeta – Madinat al-Nabi «. El Profeta Mujammad, Paz y Bendiciones de Aláh sobre El, dejo la ciudad de Meca después de trece años de constante invitación al Islam a los árabes paganos de la región. En este nuevo asentamiento junto con los fieles establece la comunidad musulmana en la ciudad de Madinat (Medina), donde empieza la segunda fase de su misión enviada por Aláh.
    Desde Medina el Islam resplandecería bajo la dirección del Profeta Mujammad, Paz y Bendiciones de Aláh sobre El,. Un nuevo orden de justicia social estaba por nacer, su base fue la mezquita. Aquí la visión de la practicidad del credo islámico debía tomar forma en todos los niveles, para toda la gente del mundo, para todas las razas; aquí en Medina tomo forma la primera constitución o lo que se llama ahora la primera carta de los derechos humanos y libertades donde se garantizaba: Libertad de conciencia y adoración tanto para musulmanes como para no musulmanes. Seguridad y protección de cualquier invasión o ataque. Justicia y abolición de crímenes y prácticas inmorales. En aquellos que han creído, han migrado y peleado por al causa de Aláh, así como aquellos (huéspedes) que ayudaron a aquellos migrantes. Estos son los verdaderos creyentes. Para ellos habrá el perdón (de Aláh) y generosas provisiones. La caridad era una de las características principales que conformaba esta nueva sociedad islámica, por el contrario, el odio, el egoísmo y los malos sentimientos pasaron a ser totalmente extraños ya que la compasión y los buenos sentimientos de hermandad los pasaron a reemplazar. El Profeta, Paz y Bendiciones de Aláh sobre El, dijo: «Hacer justicia entre dos personas es caridad, así como contestar una pregunta con delicadeza es caridad; remover obstáculos del camino (piedras, palos) es caridad, sonreír a tu hermano es caridad». Una vez un hombre llegó ante el Profeta, Paz y Bendiciones de Aláh sobre El, para reclamar acerca de un carnero, había un gran número de estos animales entre dos montañas entonces el Profeta, Paz y Bendiciones de Aláh sobre El, ordenó darle todo el rebaño, cuando el hombre regreso a su pueblo dijo » Oh gente abrazad el Islam, por Aláh que Mujammad es tan generoso y no teme a la pobreza». Otros dos importantes pilares del Islam se establecieron en Medina Los musulmanes debían pagar el Zakat (contribución económica del que tiene para el pobre o el necesitado). El otro pilar fue el Ayuno durante el mes de Ramadán.
    Durante este lapso el Profeta, Paz y Bendiciones de Aláh sobre El, volvió a contraer nupcias. El fue propuesto para matrimonio por muchas personas, pero a parte a A’isha la hija de Abu Bakar, sus esposas fueron principalmente viudas de musulmanes que murieron mártires en batallas, sin embargo se supo que El tenía un especial afecto por su primera esposa Jadiya. Para aquel entonces se asentaban en la región algunas tribus judías, con quienes los musulmanes sentían cierta afinidad por ser llamados, «la gente del Libro»; ya que la venida del Profeta, Paz y Bendiciones de Aláh sobre El, había sido predicha en el Taurath o Pentateuco entregado a Moisés «Yo les haré que salga de en medio de sus hermanos, un Profeta como Tú; pondré en su boca mis palabras y les comunicará todo cuanto le ordene» (Deuteronomio 18,18) ¿Quién más podía ser llamado en el Antiguo Testamento Hermanos de los hijos de Israel? Sino solo los hijos de Ismael. ¿Quién más similar al Profeta Moisés que el Profeta Mujammad, Paz y Bendiciones de Aláh sobre El,? Ambos fueron esposos, sus nacimientos fueron comunes de padre y madre, fueron rechazados por sus propios pueblos, trajeron nuevos compendios de leyes divinas, fueron jefes de estado, tuvieron que combatir para vencer la idolatría y terminaron sus días en una forma normal como todo hombre. De acuerdo a las enseñanzas de I’sa (LPSCE), también predice la venida del Profeta Mujammad, Paz y Bendiciones de Aláh sobre El, en Juan (16:7 ; 16:13) «En verdad os digo que si Yo no me voy, el Confortador no vendrá a vosotros, pero si Yo me voy lo enviaré a vosotros…. El os guiará a vosotros hacia la verdad; porque el no hablará por si solo, sino lo que El escuche El os participará» Hasta este punto de la historia los musulmanes habían rezado con dirección a Jerusalén; ahora los creyentes fueron ordenados de cambiar esta dirección hacia la Ka’bah, la mezquita sagrada en Meca.
    Este cambio histórico de la dirección del rezo a los musulmanes simbolizaba la distinción y el honor que fueron receptores los nuevos musulmanes ya que estos regresaban hacia la verdadera fe monoteísta pura de Abraham, así los rezos tenían que realizarse hacia el primer templo erigido por El para la elaboración de un solo Dios Los jefes de los clanes de Meca continuaban determinantes en hacer sucumbir este movimiento, es así, que deciden atacar la ciudad de Medina. Ahora las cosas son diferentes y Aláh Altísimo Sea, otorga el derecho a los creyentes de defenderse, repeler el estado de persecución, maltrato y torturas. «A quienes luchen por haber sido víctimas de algunas injusticias, les está permitido luchar y verdaderamente Aláh tiene poder para ayudarles» Sura de la peregrinación (22:39) En el segundo año de la Hégira se da la batalla de Badr en el mes de Ramadán, la gente incrédula de Meca atacó con un ejército de más de mil hombres encontrándose en una superioridad de aproximadamente 3 a 1 sobre los creyentes. Por la gracia de Aláh, el resultado fue una espectacular victoria de los musulmanes; algunos de los jefes de los clanes de Meca fueron muertos, otros fueron tomados prisioneros; es aquí que por primera vez en la historia de la humanidad los cautivos de guerra son tratados de una forma humanitaria. El siguiente año se da la batalla de Uhud, en la que se decide tomar la revancha para terminar definitivamente con los musulmanes y es así como los Quraishíes se valen de ciertos judíos e hipócritas infiltrados en las filas de los creyentes. A través de una maniobra envolvente por parte de los Mequíes y por desobediencia a las ordenes del Profeta, Paz y Bendiciones de Aláh sobre El, el ejército musulmán es casi exterminado en esta ocasión. En el quinto año de la Hégira se da la batalla de las trincheras en la cual más de diez mil incrédulos de Meca lanzan un ataque sobre Medina; sin embargo, la inmediata información de inteligencia de Salmán al-Farsi, se torna decisiva para elaborar trabajos de fortificación del terreno en forma de trincheras alrededor de la ciudad, que detuvo el avance del ejército agresor. El temor, la intriga cundió en sus corazones y los incrédulos tuvieron que retroceder, esta fue una de las más grandes victorias del Islam que marcó un hito de gloria y Medina no volvió a ser atacada de nuevo.

    En el sexto año de la Hégira se firmó un tratado de paz entre los incrédulos de Meca y las autoridades de Medida liderada por el Profeta, Paz y Bendiciones de Aláh sobre El. A pesar que muchas de las cláusulas se encontraban a favor de los Qurayshies de Meca, este constituyó otro triunfo para el Islam, a este episodio se lo llamó el tratado Hudaybiyah. En el período subsiguiente se sintió la paz en donde se dio oportunidad a muchos no musulmanes de ver por ellos mismos las bendiciones que Aláh otorgaba a esta nueva forma de vida llamada el Islam. Como resultado un gran número de Mequíes de la tribu de Quraish abrazaron el Islam. Un día un hombre llegó de un lugar lejano ante el Mensajero de Aláh, Paz y Bendiciones de Aláh sobre El, para preguntar acerca del Islam. El Profeta, Paz y Bendiciones de Aláh sobre El, respondió: «tienes que rezar cinco veces por un día y una noche». hombre preguntó «Â¿Alguna otra cosa más?». El Profeta respondió «No, pero si tu quieres ofrecer rezos extras lo puedes hacer. Entonces el continuó «tienes que ayunar durante los días del mes del Ramadán. El hombre volvió a preguntar ¿Hay algo más que ayunar?. El respondió no pero si quieres ofrecer extra ayuno lo puedes hacer. El Profeta continuo diciendo tienes que pagar el Zakat (contribución económica) el hombre preguntó ¿alguna otra cosa más que pagar después del Zakat?. El Profeta, Paz y Bendiciones de Aláh sobre El, respondió no a menos que quieras dar caridad por tu cuenta. A este punto el hombre dijo «Por Aláh nunca daré menos, tampoco haré más de lo establecido» El Profeta, Paz y Bendiciones de Aláh sobre El, remarcó » si este hombre es verás con lo que dice entonces será uno de los triunfadores». Durante este período también el Profeta, Paz y Bendiciones de Aláh sobre El, envió varias cartas de invitación para abrazar el Islam a los reyes, emperadores, régulos y gobernantes de todas las naciones aledañas conocidas, un par de ellas inclusive fueron enviadas a las dos grandes superpotencias de esa época, Persia y Bisancio (Roma). El emperador de este último llamado Heráclito (César) estaba en su camino hacia Jerusalén cuando recibió la carta con el sello del Profeta, Paz y Bendiciones de Aláh sobre El, en la que decía: De: Mujammad, mensajero y siervo de Aláh Para: Heráclito, César (de Roma) La paz con aquel que sigue el camino correcto.
    Yo os invito a seguir el camino del Islam, aceptadlo por vuestra salvación. Si aceptáis el Islam, Aláh os protegerá y recompensará con creces. Si lo rechazáis, la responsabilidad por las transgresiones de la nación entera, será vuestra. Serás contabilizado por lo que pase con Arrio (obispo Unitario) y sus seguidores. ¡Oh Gente de las Escrituras! (Gente que ha recibido la revelación divina: ej.:Cristianos): Dejad a un lado todos los problemas y diferencias. Acordemos en algo que no tiene controversia (duda) entre nosotros, ni vosotros, y esto es que no adoréis a nadie más sino a Aláh (Único Absoluto y Soberano Dios), que no le asociemos nada en su adoración (no cometer politeísmo) y no busquéis otro sustento, sino de El. Si rechazáis esto, al menos vosotros testificaréis que nosotros creemos en la Absoluta Soberanía de Aláh, bajo toda circunstancia. Sello: Mujammad Mensajero de Aláh «Di: ¡Gente del Libro! Venid a una palabra común para todos: Adoremos únicamente a Aláh, sin asociarle nada y no tomemos unos a otros por señores en vez de Aláh. Y si vuelven la espalda decid:¡Sed testigos de que somos musulmanes!» (3:64) A pesar que este reconoció que este era un Profeta esperado y predicho en las antiguas escrituras, su sentimiento fue de lealtad para con sus jefes inmediatos y cortesanos en rechazar el mensaje .
    LA APERTURA DE MECA El mensaje del Islam iba tomando fuerza y crecía con mucha rapidez, para entonces, y después de dos años del tratado, los Quraishíes lo violaron y el Profeta, Paz y Bendiciones de Aláh sobre El, decide marchar sobre Meca con un ejército de diez mil hombres. Es la primera vez en la historia de la humanidad que una ciudad entera es tomada sin derramar una sola gota de sangre. La entrada del Profeta a la ciudad fue montado sobre su camello, con la cabeza hacia abajo en señal de humildad, magnánimo ante la victoria, sus enemigos lo miraban con temor, pero la respuesta del Profeta, Paz y Bendiciones de Aláh sobre El, fue de perdón, incluso a sus más acérrimos contrincantes. El Profeta, Paz y Bendiciones de Aláh sobre El, proclamó una amnistía general, este era un día de victoria para el Islam; y el capítulo final de la vida del Profeta, Paz y Bendiciones de Aláh sobre El, estaba por empezar. Mucha de la gente de Meca, al ser testigo de la forma piadosa como el Profeta, Paz y Bendiciones de Aláh sobre El, los trató, voluntariamente y sin presión decidieron aceptar el Islam. Inmediatamente después el Profeta, Paz y Bendiciones de Aláh sobre El, se dirigió hacia la Sagrada Ka’bah donde fueron destruidos trescientos sesenta ídolos y falsos dioses que las tribus árabes habían adorado por mucho tiempo; así se pone fin al estado de idolatría en toda la península Arábiga. La Sagrada Ka’bah erguida por Adán en el inicio de los tiempos y reconstruida por Abraham y su primogénito Ismael fue totalmente purificada para ahora ser templo de adoración de la Absoluta Unicidad de Aláh. «El es Quien ha enviado a Su mensajero con la guía y la verdadera práctica de Adoración para hacerla prevalecer sobre todas la demás, por mucho que les pese a los asociadores» (61:9) Habían pasado ya 21 años del noble trabajo del Profeta, Paz y Bendiciones de Aláh sobre El, en hacer el llamado para abrazar el Islam, y que la humanidad entera reconozca la Trascendencia de un solo Dios. Medina llegó a ser la capital del nuevo estado islámico, delegaciones de todas partes de Arabia llegaban a abrazar el Islam en las manos del Profeta, Paz y Bendiciones de Aláh sobre El. Adicionalmente El envió varios grupos de creyentes a diferentes provincias y territorios conocidos para hacer llegar su mensaje de sumisión al Creador.

    A pesar que en las postrimerías de su vida casi toda Arabia y sus territorios aledaños entraron al Islam, bajo su liderazgo, El continuó viviendo como un humilde siervo del Altísimo, tanto así que El mismo sabía remendar sus sandalias , coser sus ropas y servir a su familia como un hombre ordinario. Diez años después de la Hégira el Profeta, Paz y Bendiciones de Aláh sobre El, se encontraba cerca de su final terrenal, este era el año en que hizo su peregrinación y en un momento sublime bajo el sol radiante del desierto, en las planicies del monte Arafat, el Profeta, Paz y Bendiciones de Aláh sobre El, dio su último sermón que decía así: Después de todo esto, ¡Oh Pueblo!, escuchadme atentamente lo que os digo porque no creo que tendré la oportunidad de reunirme con ustedes después de este año. ¡Oh Pueblo! Sus vidas y pertenencias han sido declaradas inviolables hasta que retornen al Señor, como también ha sido declarado sagrado este mes, este día y esta ciudad. Asegúrense de que han comprendido mis palabras. ¡Oh Aláh, se testigo de ello!. A quién se le haya dejado cuidando alguna pertenencia, que la devuelva a su dueño. El interés de los préstamos contraídos durante la era de la ignorancia (Yajilía) queda cancelado, primero anuncio la cancelación de todo interés adeudado a mi tío Abu Talib. Toda venganza pendiente por derramamiento de sangre de familiares, desde hoy queda anulada, primero queda anulado el reclamo de venganza de Rabia bin Haris Abdul Muttalib. Todos los puestos y títulos de la época de la ignorancia quedan abolidos con excepción del puesto de Sadana (celador de la Ka’bah) y del puesto de Saqaya (proveedor del agua a los participantes del Peregrinaje). El asesinato premeditado será castigado.
    La muerte causada accidentalmente ya sea a palos o pedradas, la pena es de cien camellos o su equivalente. Quien incremente la cantidad será considerado como perteneciente a la época de la ignorancia. ¡Oh Pueblo! Después del establecimiento del régimen de la verdad, Satanás ha perdido la esperanza de ser venerado en esta tierra. Pero estará contento en ser obedecido al cometer pecados que ustedes consideren menores. ¡Oh Pueblo! La intercalación de los meses es una innovación de los herejes mediante el cual se ahondan más el camino de la perdición: el mes que este año declaran santo, es declarado prohibido el próximo, es así como manipulan a su favor los meses declarados Prohibidos por Aláh. Ciertamente el mundo de hoy ha regresado a la etapa primitiva cuando Aláh creo los cielos y la tierra. Ante Aláh el número de meses en el año es de doce y cuando Aláh creó los cielos y la tierra este número de meses fue registrado en Su Libro y ahí permanece. De esos doce cuatro son sagrados, tres de ellos se suceden uno al otro: Dul-Quida, Dul-Jichcha y Muharran y el otro separado Rayab, que se encuentra entre Jumad II y Shaban. Asegúrense que han comprendido mis palabras. ¡Oh Aláh! Sé testigo de ello. ¡Oh Pueblo! Sus mujeres tienen ciertos derechos sobre ustedes y a ustedes se les ha conferido derechos sobre ellas. Es obligatorio para ellas impedir que alguien entre en su recámara con excepción del esposo y de impedir que una persona que no es del agrado del esposo entre en la casa. Que nunca cometan adulterio. Si lo hacen, Aláh permite separarse de ellas, mantenerlas alejadas de la recámara y castigadlas con una pena que no deje marcas en sus cuerpos. Si desisten y obedecen, es responsabilidad de ustedes mantenerlas. Ciertamente las mujeres están bajo su cuidado y no pueden actuar libremente. Ustedes las han tomado como compañeras, cómo un regalo de Aláh (y mantienen su cuerpo con la anuencia de El); de manera que témanle a Aláh cuando traten con ellas y guíenlas correctamente. Asegúrense que han comprendido mis palabras. ¡Oh Aláh sé testigo de ello!.

    ¡Oh Pueblo! Los hombres de fe son hermanos uno del otro. Hacer uso de la propiedad de uno sin su permiso queda terminantemente prohibido. Asegúrense que han comprendido mis palabras ¡Oh Aláh sé testigo de ello! De manera que después de mí, ni retornen a la idolatría ni se maten unos con otros. Les dejo algo que mientras lo sigan nunca se descarriaran y ese algo es el Libro de Aláh (El Corán). Asegúrense que han comprendido mis palabras. ¡Oh Aláh sé testigo de ello! ¡OH Pueblo!. Vuestro Dios es Único, y tu progenitor también fue uno. Ustedes son todos descendientes de Adán, quién fue creado del barro. El más respetado de ustedes ante Aláh, es aquel que más Le teme. Ningún Arabe tiene preferencia sobre un no Arabe, como tampoco lo tiene quién no es Arabe sobre el Arabe, la preferencia, de existir, tiene que ser sobre la base del temor de Aláh. Asegúrense de haber comprendido mis palabras ¡Oh Aláh, sé testigo de ello!. Ustedes serán interrogados sobre mí. «Â¿Díganme cómo contestarán?. » Los allí presentes respondieron: «Reiteramos que Tú nos has entregado el mensaje. Reiteramos que Tú desempeñaste a cabalidad la responsabilidad de instruir al pueblo. Quitaste las cortinas que cubrían la verdad y fielmente cumpliste la responsabilidad que Aláh te entregó «. ¡Oh Aláh! Sé testigo. ¡Oh Aláh! Sé testigo. ¡Oh Aláh! Sé testigo. Los aquí presentes deben informar estas cosas a los que están ausentes. Probablemente los ausentes recordaran más cuidadosamente las cosas que he dicho que los que están presentes. ¡Oh Pueblo! Aláh ha asignado una porción específica de herencia a cada heredero. Dejar como herencia más de la tercera parte de su propiedad (la herencia que ha dejado el difunto) queda prohibido.

    El hijo pertenece aquel en cuya cama nació (del matrimonio) y el adúltero/ra que se encuentren casados deben ser apedreado (pena de muerte). Aquel que señale a otro como su padre sin serlo, como aquel esclavo que señale un amo sin ser su amo, se encontrará con la maldición de Aláh, de los Ã?ngeles y todos los hombres, más su arrepentimiento no será aceptado en el Día del Juicio Final. ¡Que la protección y la bendición de Aláh descienda sobre todos vosotros!. Hoy os he completado vuestra práctica de Adoración, he culminado Mi bendición sobre vosotros y os he aceptado complacido el Islam como práctica de Adoración. (5:3) A pocos meses de este acontecimiento a la edad de 63 años, Aláh el Todopoderoso retomó su alma. El Profeta Mujammad, Paz y Bendiciones de Aláh sobre El, falleció en su casa, de Medina dejando muy pocas pertenencias, habiendo tenido el mundo a sus pies, no tenía ni un «dinar» a su nombre. A pesar de todo ello el espíritu de su mensaje permanece claro y vívido hasta hoy en día, para que el hombre testifique el milagro de su vida y sumisión, la belleza y la perfección del llamado de paz: EL ISLAM.
    LA ILAHA ILA AL�H, MUJAMMAD RASULU ALAH No hay otra divinidad solo Aláh y Mujammad es el enviado de Aláh .

  7. Excelente el texto de Jaid. No conocía la historia de Mujammad o Mahomma como le conocemos por estos lados. Yo no puedo opinar sobre el tema porque soy ignorante acerca de ello.
    Saludos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here