Adán se sintió invadido por un profundo sopor. Y durmió. Durmió largamente, sin soñar nada. Fue un largo viaje en la oscuridad. Cuando despertó, le dolía el costado. Y comenzó su sueño.

�lvaro Ménen Desleal: Cuentos breves y maravillosos.

1 Comentario

  1. Y sabemos que tal vez sea lo mejor que le haya pasado al mundo… la creación de la mujer… ¿Qué hombre contradirá esta verdad?
    Saludos desde Tijuana… muy chido el blog…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here