Sadismo y Masoquismo


Escena en el infierno:

Sacher-Masoch se acerca al Marqués de Sade y, masoquísticamente, le ruega:

– ¡Pégame, pégame! ¡Pégame fuerte, que me gusta!

El Marqués de Sade levanta el puño, va a pegarle, pero se contiene a tiempo y, con la boca y la mirada crueles, sadísticamente le dice:

– No.

Enrique Anderson Imbert

2 comentarios

  1. yo soy masoquista desde los 10 años y hoy tengo 14 y deseo dejarlo por que he perdido ha todos mis seres queridos ¿como le hago?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *