Danza: Giselle sí es él

Esta propuesta es una adaptación libre del ballet clásico Giselle. Se trata de una versión realizada por Alicia Sánchez y Jorge Ballina quienes pertenecen al Sistema Nacional de Creadores de Arte (SNCA). El reparto esta compuesto por Luis Rosales, Alejandra González Anaya, Ruby Tagle, todos ellos son intérpretes del FONCA. Giselle es una joven campesina quien jura su amor a Albretch quien no es la persona que pretende. Al ser descubierto el las esperanzas de Giselle se derrumban hasta llegar al final de su vida. Como fantasma esta vez, Giselle se reencuentra con Albretch condenado a bailar hasta la muerte, pero el amanecer lo salvará de su perdición.

Las representaciones son los jueves y viernes a las 20h00, los sábados a las 19h00 y los domingos a las 18h00 en la Sala Covarrubias del Centro Cultural Universitario ubicado en Avenida Insurgentes Sur 3000, al sur de la Ciudad de México.

2 comentarios

  1. ana banana

    Mmmm, lo siento, más que ser fan de lo que escribes lo soy de los prolongados threads que le siguen…
    Respecto al comentario sobre
    Giselle, sí, es él vaya, pues no has dicho nada, ¿cómo para qué o por qué lo has escrito? Creo que cualquier nota del tiempo libre (y escrita con desgano y nomás por que ya salga la chingada cartelera de danza) da muchos más elementos que lo que aquí has dicho. No abundas sobre el twist (ya me cansé de poner las bastardillas) que se le da a la obra, no haces nada, no dices nada. No se te exige ir a verla, pero si tienes ganas de escribir respecto a ella, vamos, pues di algo!
    La adaptación que se ha hecho es inteligente (ciertamente no demasiado innovadora). Es el ya muy usado jueguito de el teatro en teatro, la exploración del mundo detrás de la puesta en escena; sin embargo, está bien ejecutada, bien armada y te deja satisfecho. Las formaciones diversas de los ejectantes le dan una irregularidad incómoda a la puesta final, pero, bueno, la escenografía lo salva todo. Lo redime, de hecho. Solo por ella vale ir a verla; el trabajo de Ballina es bien sublime.
    El que ha arreglado la música, lo hizo bien… Yo asistí a la primera función y aún había unos cuantos elementos sueltos, pero con gusto iré oara ver cómo es que la madurez de las funciones transcurridas ha concretado la obra.
    Shame on me!, yo tampoco he dicho mucho, infame respuesta la mía!
    Pero vayan, vayan y acrecenten esta pobre discusión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *