Béisbol 2

Y lo que parecía ser algo importante para el deporte mexicano y en especial para el béisbol, terminó en decepción.

Sí, quizás a muchos aficionados a la pelota caliente no les agrade este comentario, pero es la verdad, la selección que participó en el Campeonato Mundial de Béisbol, dejó mucho que desear, se esperaba más de ella.

Nunca antes un equipo de béisbol había despertado tanto interés como la novena que se conformó para encarar a las potencias del rey de los deportes. Había elementos para destacar que México podría estar entre los semifinalistas. Y me refiero a situaciones reales, no simplemente hipótesis.

Se contaba con jugadores experimentados, con una gran trayectoria en el mejor béisbol del mundo, pero qué pasó?, había picheo, estuvieron los mejores lanzadores; había bateadores que han sido todo un éxito en sus respectivos equipos. Había un gran staff de entrenadores… pero qué pasó, surge una vez más la pregunta.

¿Ustedes que creen qué pasó con ese gran equipo que se formó amigos de defecito.com?

¿Creen que el síndrome del futbol llegó al béisbol., en el sentido de que “… se perdió con la cara al solâ€?, “… jugamos como nunca, pero perdimos como siempreâ€? y tantas otras frases se han acuñado para justificar un fracaso. Ahora bien, se fracasó o se cumplió?

A muchos no nos gusta emplear la palabra fracaso, porque conlleva muchas aristas que en ocasiones desconocemos del deporte y sobre todo del deportista.

¿Se cumplió? Realmente este equipo cumplió con las expectativas qué se generaron. Porque realmente vimos muchos “claroscuros� en un equipo que podía dar más.

¿A la distancia creo que se minimizo a los rivales, sobre todo a los dos asiáticos y en el pecado se llevó la penitencia.
Qué sigue ahora?

Pues continuar trabajando en los niños y jóvenes, pero no solo en el plano deportivo, donde existen muchas deficiencias, sino también en el plano mental, donde creo que se falla en el momento decisivo. Y sino revisemos la historia de nuestro deporte.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *