Como lo comentamos la semana pasada, la famosa lista de Ricardo Lavolpe, sobre quienes lo acompañaran en su aventura mundialista de Alemania 2006, causaría mucho revuelo… y así fue.

Nadie quedó conforme.

A nadie dejó satisfecho con la nominación de sus 26 elegidos. Sin embargo, se espera mucho del equipo que llevará Lavolpe a tierras teutonas. No importa que no se haya llamado a Cuauhtémoc Blanco. No será la primera ni la última vez, que un buen jugador sea excluido de un representativo nacional.

Recordemos que para el Mundial de Argentina 78, muchos elementos que la prensa señalaba como posibles 22, nunca fueron considerados por José Antonio Roca. (Tomás Boy, Manuel Manzo ). Para México 86, se cuestionó mucho a Bora Milutinovic, el no llevar a Alfredo Tena. En Estados Unidos 94, Mejía Barón, dejó fuera a Muchos que habían estado en el proceso como Turrubiates, Guillermo Muñoz, Miguel Herrera, Luis Flores, el “Abuelo� Cruz y Miguel España, entre otros. Para Francia 98, Manuel Lapuente se la jugó con sus necaxistas y dejó en México a Carlos Hermosillo y Adolfo Ríos. En Japón-Corea 2002, el vasco confió en sus jugadores y se quedó el Tato Noriega. Ahora en esta nominación Lavolpe llamó a los que él cree que le darán resultado y dejó al que muchos daban como seguro.

Debemos darle el beneficio de la duda. Para eso está ahí, para eso los dueños de los equipos lo nombraron Director Técnico hace más de tres años.

Ya calificó.

Ya demostró que tiene un sistema, demostró que es formador; y que a pesar de todas las críticas, demostró que se puede renovar el cuadro nacional con jóvenes que pueden dar la sorpresa.

Y por eso se le apoyó y se le seguirá apoyando.

Pero… y él lo sabe, sino se tienen los resultados deseados en Alemania, Hugo Sánchez y todos sus críticos, por no llamarle enemigos, descargarán toda su “furiaâ€? y vendrán esas frases… “conmigo hubiéramos sido campeones del mundoâ€?.

Los medios, erróneamente también hemos inflado al equipo tricolor. Es cierto, hay elementos que nos permiten pensar que se ha crecido en el ámbito futbolístico (Copa América, Copa Libertadores), pero tampoco para pensar que a ese nivel podemos ser Campeones del Mundo.

Debemos ubicarnos en nuestra realidad.

Dirán algunos, ¿si los de la sub17 pudieron, por qué no, la mayor ? Fue otro proceso, otro nivel, otra estructura, otra mentalidad, otra edad. En la mayor, hay demasiados intereses: económicos (televisoras, anunciantes, etc…), políticos (el poder por el poder mismo a nivel federativo), culturales (cuántos de nuestros futbolistas de esta nominación, son letrados, tienen bases culturales, cuántos?), en fin y así nos podemos seguir.

Todavía nos falta y mucho para llegar a una final… es difícil, más no imposible, pero hay que trabajar.

Desde píntate, hasta póntela, hemos ensalzado a un cuadro que lo debemos ver y que le debemos exigir en todos sus encuentros, no solo en los tres de la primera ronda. La aspiración mínima es llegar al partido número cinco, muchos se conformarían con eso, puede ser, pero debemos, insisto, exigirles más, lo pueden dar.

Así que dejen trabajar a la Selección Mexicana de Fútbol que intervendrá en el próximo Mundial de Alemania 2006.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here