Cine: El Maquinista

¿Alguna vez han experimentado dificultades para dormir? En «El Maquinista», Christian Bale interpreta a Trevor Reznik, un obrero que no ha conciliado el sueño en un año, por motivos que se revelan poco a poco a lo largo de la historia. Esta falta de sueño se refleja en la salud física y mental de Trevor, de un modo escalofriante.

Lo más impactante de la película es probablemente la apariencia física de Christian Bale. Desde las primeras escenas, nos enfrenta con un fantasma, con el mero esqueleto de un hombre. Su delgadez y demacrado rostro son aterradores, perfectos para una campaña contra la anorexia. Más aterradores aún al saber que no se tratan de efectos por computadora, y que Bale adquirió esa nada saludable apariencia para esta filmación. Siniestro en verdad.

El desgaste de Trevor va más allá del aspecto físico. La película inicia mostrando al protagonista, notablemente ansioso, deshaciéndose de un cadáver en el mar. ¿De dónde procede ese cadáver? Y más intrigante aún, ¿qué puede empujar a un hombre a tal grado de ansiedad? Sutilmente, la película envuelve al espectador en la misma ansiedad y paranoia que Reznik, a un punto donde es difícil distinguir la realidad de la alucinación, y donde las acciones del pasado se manifiestan en una pesadilla continua, sin sueño ni descanso

2 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *