ERROR

notredamedefecito.jpg
Un día, hace muchos años, un individuo que había salido de su casa sin paraguas se dio cuenta de que empezaban a caer algunas gotas.
«Debería volver a casa a buscar el paraguas», pensó. Pero después se dijo: «Â¡Bah! No serán más que cuatro gotas.»
Y siguió andando porque tenía mucha prisa.
La lluvia empezó a caer. Entonces el individuo se refugió en un portal.
Esperaré a que deje de llover -dijo.
Había empezado el Diluvio Universal.

Achille Campanile
Manipulación: Patricia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *