MUERE TERRORISTA AL-ZARQAWI

Hoy se anunció oficialmente la muerte de Abu Musab Al Zarqawi considerado por las agencias de inteligencia occidentales como el número dos de Al Qaida y número uno de Al Qaeda en Irak y autor intelectual de la mayoría de los atentados que a diario azotan el territorio Irakí.

Para los Estados Unidos de Norteamérica esto es considerado como un gran éxito pues se trata del fin de quien es considerado como un terrorista sanguinario. Para la comunidad musulmana Shiita irakí es también considerado un éxito pues la red de Al Zarqawi (musulmán sunita) había declarado la guerra contra la comunidad Shiita con atentados que a diario dejaban decenas de muertos.

Al Zarqawi era también considerado un terrorista muchos países del Mundo Musulmán por haber sido el autor intelectual de varios atentados en países como Turquía, Egipto, Jordania. El que un musulmán mate a otro musulmán es considerado un gran pecado en el Islam.

Esta muerte es sin duda un golpe a la red terrorista en Irak que, recordémoslo, no solamente ha atacado a los ejércitos invasores sino también ha perpetrado un sin fin de atentado contra musulmanes Shiitas que conforman la otra gran vertiente del Islam, apoyada por Irán y muy presente en Irak.

Lo que para los occidentales y parte del mundo musulmán Shiita es considerado como una victoria contra el terrorismo puede también convertirse en un arma de doble filo. Ahora Al Zarqawi será considerado como un mártir de la causa extremista islámica sunita.

Creer que el mundo será más pacifico con la muerte de Abu Musab Al Zarqawi sería un error. No dudemos un segundo que en las próximas semanas pequeños grupos extremistas autónomos intenten y quizás consigan realizar una acción terrorista en contra de algún interés norteamericano, británico o de algún país musulmán que apoya la causa antiterrorista (como Egipto, Jordania, entre otros). Sin caer en la paranoia y el alarmismo sería también un error creer que los atentados solo se realizan lejos de nosotros. No tenemos que olvidar que lo más peligroso son las acciones de estos pequeñas células autónomas, sin identidad real, violentas e imprevisibles como ha sucedido con los atentados en Madrid, Londres, Egipto, Turquía o Maruecos.

(Imagen: LeMonde.fr)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *