Estamos a tan sólo unos días para que la escuadra mexicana debute en la justa mundialista de Alemania 2006 y como ya lo hemos comentado, se han generado demasiadas expectativas en torno al seleccionado de Lavolpe.

Será el próximo domingo cuando se despejen las dudas de lo que presentará el equipo tricolor en tierras teutonas.

Ahí nos daremos cuenta si ya “crecimosâ€? o todavía seguimos siendo un equipo de medio nivel… nos daremos cuenta si realmente el “sistemaâ€? funciona y no los nombres… nos daremos cuenta si valieron la pena estos tres años y medio de continuidad…

La política pasará a segundo nivel, no se digan las pobres campañas o los problemas de los mineros, Atenco y el narcotráfico. Todo se centrará en un balón y México entero estará al pendiente de lo que hagan 11 futbolistas.

Pendientes de lo que 11 tricolores hagan en su primera fase de tres encuentros. Pendientes de lo que pueda hacer una selección nacional que lleva la responsabilidad de por lo menos mejorar que lo que se ha hecho hasta ahora en otros certámenes.

Pero sobre todo pendientes de no defraudar a millones de mexicanos que han sido bombardeados con “Que vibre México� o “Ponte la verde�, para generar esperanzas de que tenemos a un equipo grande, triunfador.

Y lo comentamos aquí en este mismo espacio la semana pasada, se está inflando mucho a este equipo, ahora no sólo es Televisa, ahora también es TVazteca y si no resulta como se espera, la decepción puede ser igual o peor como sucedió en el Mundial de Argentina 78.

Claro que son otros tiempos, el fútbol mexicano ha mejorado mucho, su nivel va en ascenso, pero debemos ser realistas, no tenemos todavía un equipo como para llegar a las semifinales. Se ha avanzado, pero todavía nos falta mucho:

Trabajo en fuerzas básicas.
Más y mejor capacitación de nuestros entrenadores.
Utilizar al máximo a la medicina deportiva.
Mejorar instalaciones deportivas.
Cien por ciento en la profesionalización de jugadores, entrenadores, directivos y hasta en la prensa.
Que la televisión sea solo un medio de comunicación, no juez ni parte.
Que haya honestidad y transparencia en los dueños de los equipos.
Que los jugadores tomen conciencia de que son los que hacen el espectáculo y se unan para defender sus derechos.

Y a esta lista podemos seguir agregando más puntos, así que el fútbol mexicano debe seguir trabajando.
El próximo domingo se verá si hemos avanzado.

Ahora se incorpora al equipo mexicano el factor sentimental-emocional, con la muerte del papá de Oswaldo Sánchez. Esperemos que ese “detalle� mueva a la oncena tricolor y se de una gran actuación.

1 Comentario

  1. […] En la noticia cita un texto de nuestros colaboradores: Muchos otros se quedaron en casa, pero no por ello ausentes. En http://www.defecito.com, el mexicano Marco Antonio Salazar contaba el sentir previo: “Estamos a sólo unos días para que la escuadra mexicana debute en la justa mundialista de Alemania 2006, y como ya lo hemos comentado, se han generado demasiadas expectativas en torno al seleccionado de Lavolpe”. […]

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here