Antes de iniciar mi habitual y gustosa colaboración deportiva, deseo expresar mi gratitud a mis compañeros de Defecito.com , por sus comentarios en torno a lo que se ha publicado sobre nuestro trabajo en otros medios de comunicación.

Y como ya lo habíamos comentado aquí, en este mismo espacio, la selección mexicana no tenía, ni tiene el nivel que muchos, sobre todo las televisoras, dicen que tiene.

El resultado ante Portugal fue una clara muestra de que no somos la gran potencia. Y antes, la pobre exhibición ante Angola, puso de manifiesto que nos falta mucho para ser de los mejores.

Independientemente de lo que suceda el próximo sábado ante los argentinos, lo visto hasta el momento no ha dejado satisfecha a la afición mexicana.

Salvo destellos de algunos jugadores y pasajes interesantes del buen manejo de pelota en los tres encuentros, es el saldo positivo de la oncena tricolor y párele de contar.

El famoso “sistema� de Lavolpe no ha rendido frutos como se esperaba; los cambios funcionaron en algunos momentos, los “hombres�, más no los nombres, no han dado lo que se esperaba de ellos.

Y con esto que hemos visto del equipo mexicano en tierras alemanas, surgen, una vez más, comentarios en torno a que estas “derrotas honrosas�, del fútbol, y del deporte mexicano, son parte de nuestra cultura (aclaro, salvo honrosas excepciones). ¿Será?

Ahora ante los sudamericanos, quienes por cierto, han demostrado el porque son considerados posibles finalistas, el once tricolor tiene todo que ganar y nada que perder. Ahí no habrá mañana. Ahí deberá demostrar las agallas, la inteligencia y buen fútbol, que poco se les ha visto.

El sábado por la tarde sabremos de qué está hecho el fútbol mexicano.

Ojalá y valga la pena, por el bien de los miles de aficionados que se desplazaron hasta tierras bávaras, pero sobre todo por el bien de millones de mexicanos ávidos de triunfos y de triunfadores.

(Foto: FIFA World CUP )

1 Comentario

  1. Asi es. Decepcionante ha resultado hasta el momento el desempeño de una selección. Te puedo decir que en la televisión extranjera resaltaron el resultado de México, diciendo que Portugal tuvo suerte de empatar, sin embargo, no es suerte, sino infladas expectativas sobre una escuadra que no logra concretar.

    Saludos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here