ELECCIONES 2006 / LA NOCHE TRISTE DEL 2 DE JULIO

ugaldeife.jpg

En punto de las 11 de la noche presenciamos otro capítulo del errático comportamiento que ha tenido el IFE durante la campaña electoral.

Justo cuando el país necesitaba certidumbre, viene el consejero presidente Luis Carlos Ugalde a alargar la espera y desatar una ola de especulaciones llevando hasta el miércoles el resultado de la elección presidencial.

Anunció que la diferencia entre el primero y segundo lugar es tan estrecho que no asegura un resultado definitivo, pero este argumento es débil e insuficiente.

De haber dado a conocer los resultados del conteo rápido, todos los electores y los partidos tendríamos una idea clara del porcentaje -por más reducido que éste fuera- de la diferencia entre los candidatos involucrados. También podríamos saber quien es el candidato con la ventaja momentánea en la muestra.

Tal parece que el IFE considera que los ciudadanos no tenemos la capacidad de comprender lo que es una muestra y el probable margen de ventaja de uno u otro candidato. Nos toma por unos estúpidos seguramente.

Los efectos han sido inmediatos, tanto López Obrador como Calderón han salido con sus seguidores a reconocer que será el IFE quien dará los resultados definitivos, pero proclamándose ganadores en base a encuestas de salidas hechas por diferentes firmas. Estos pronunciamientos y nuevas hostilidades serán el común denominador hasta que se declare un ganador.

Seguramente en los próximos días también tendremos efectos negativos en el tipo de cambio, en las cotizaciones en la bolsa y quizá hasta una fuga de capitales.

Esta incertidumbre ya está generando rumores de que se está preparando un fraude en favor del candidato Felipe Calderón del partido que en estos momentos está en el poder: PAN.
La mediocridad del IFE contrasta con la nutrida y pacifica votación de los ciudadanos en sus casillas. Nos vamos a la cama, pero es una noche triste e incierta, con un IFE derrotado por su propia incompetencia.

FOTO: Defecito.com / Rigo Sandoval Uribe

25 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *