La incertidumbre continúa, el IFE libra una dura batalla contra la falta de credibilidad, Felipe llama a la conciliación (pues cómo no, desde su papel de virtual ganador), AMLO hace uso de todo su capital político y lo mismo invoca pruebas que pronuncia discursos enardecidos. Los medios siguen con interés la noticia que aún no ha culminado. Yo me pregunto, ¿Quién se acordará de todos los que no votaron por los azules, y quién de los que no votaron por los amarillos?

Si algo me dejaron claro estas elecciones es que el país se encuentra tremendamente dividido. Que la polarización entre el sur pobre y el norte industrial, ha pintado el mapa de México en dos colores. Que ambos candidatos representan solamente a uno de estos dos grupos, y que se corre el peligro de olvidar a uno de ellos. En el msn, una amiga me decía que estaba contenta del triunfo panista pues esto significaba “globalización, empleos, exportaciones�. Ah carayyy –me dije- si eso es lo que significa, pues de nuevo nos sentimos como los nuevos ricos que nos pavoneábamos cuando se firmó el TLC. Antes que pensar en exportar, habría que fortalecer el campo. Antes que alabar la industrialización, habría que asegurar el cumplimiento de normas internacionales en materia de impacto ambiental, derechos humanos y laborales. ¿Habrá pensado el candidato panista en todo esto? ¿Los del norte pensarán un poquito en los del sur?

Sonará muy idealista, pero pienso que si no se hace hincapié en el tema de la justicia social, de poco nos valdrán nuestras aspiraciones por pertenecer al club de los países ricos. Nunca seremos ricos, si para acumular un peso pasamos encima de lo que sea, ni se zanjarán estas profundas divisiones (que, en mi opinión, darán pie a mucha inestabilidad) si, como decía Quino en una de sus tiras, “lo urgente no da tiempo para lo importante�.

1 Comentario

  1. Globalizacion, empleo, exportaciones.

    Caray, el lavado de cerebro y cerebelo esta funcionando.

    El grupo en el poder ha sido practicamente el mismo desde la era de Salinas de Gortari, y en cuanto a ideologia nadie pone en tela de duda que nos hasn querido llevar al bailongo globalizado, queramos bailar o no.

    Mientras no haya justicia y oportunidades para todos (incluyendo a los estados del sur del pais) a los compa&eros norte&os tarde o temprano los va a jalar la realidad a donde realmente estamos.

    Es en su propio interes el que los pobres de Mexico salgan adelante, y esto no se va a lograr con politicas que se olvidan de los miserables en nuestro pais.

    Los graduados de Yale y Harvard estan completamente alejados de la realidad que viven los pobres en Mexico. Gente que no se sube a un microbus, que notiene que contar los pesos para comprar un kilo de tortillas, o que no tiene que sufrir las iniquidades del ISSSTE o el IMSS por que tienen un seguro medico privado, no tienen la sensibilidad politica necesaria para dirigir a Mexico.

    Los populistas no pudieron, los tecnocratas tampoco.

    Si los tecnocratas quiere continuar con su proyecto de pais, la decencia minima es que tienen que tener un mandato popular incontestable en las urnas.

    Si no se cuentan los votos, uno por uno, para que no quede duda de quien gano, el gobierno de Calderon naceria muerto.

    Eso no le conviene ni al PAN, a Calderon o a Mexico.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here