LIGA

Después del ayuno en el torneo local de fútbol, este fin de semana se reanudan las actividades en una liga, como la mexicana, que tiene todo para crecer.

El Mundial de Alemania 2006 ya quedó atrás, ya es historia.

Sin embargo, se espera con mucho interés el informe que presentará Ricardo Lavolpe sobre la selección que dirigió casi cuatro años. Muchos deseamos saber ¿qué pasó? , y sobre todo ¿por qué no llegamos al tan ansiado quinto partido?

Las ligas europeas también arrancarán en unas semanas, pero ahora con un plus para el aficionado mexicano: habrá futbolistas aztecas “rifándosela� en diversos torneos del viejo continente.

Ahora no solo voltearemos hacia la liga española, también estaremos pendientes de lo que suceda en Holanda, Alemania, Portugal e Inglaterra.

Situación inusitada en un fútbol que se ha negado a crecer, por disputas internas, a pesar de que se tiene el dinero, las instalaciones, pero sobre todo el talento para exportar no solo a un puñado de futbolistas, sino a decenas.

La Copa Confederaciones y el Mundial del Fútbol (a pesar de una regular actuación) fueron el escaparate para que jugadores como Galindo, Salcido, Fonseca, Pavel y Osorio llegaran a equipos europeos. No debemos esperar otros cuatro años para poder mostrar a nuestros talentos. Debemos organizarnos ya (desde la Federación hasta el puesto de entrenador nacional) para que los jugadores mexicanos sean observados en competencias, como Libertadores, Sudamericana, Copa América, Juegos Olímpicos y eliminatorias. Y así como los equipos europeos desarrollan su pretemporada en diversos continentes, los clubes mexicanos deberían apostarle a hacer los mismo en Europa o Sudamérica.

Debemos seguir trabajando para que nuestro fútbol crezca aún más.

Y como decía líneas arriba, la famosa “Liga de las Américas�, como le llaman algunos a nuestro torneo casero, arranca en unos días y las expectativas se centran, una vez mas, en tan solo algunos equipos (Tigres, América, Chivas, Cruz Azul y Monterrey), y que deberían ser mas por la institución que los respalda, por su afición, pero sobre todo por la inversión que se hizo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *