CANTAR SIN CANDADOS

Sorprenden los latidos inesperados. Hay rincones donde suceden cosas y laten grillos que nadie parece notar. Así es escuchar a David Aguilar, un joven de 22 años que llegó de Culiacán hace ya 5 años a la ciudad. Lo catalogan en el gastado mundo de la trova pero él supera la etiqueta de cualquier trovador o cantautor.

David Aguilar se sube al columpio de las cuerdas de su guitarra y juega con las palabras, las deshoja, las desbarata, las arruga y las lanza al vacío, ahí donde estamos los otros escuchándolo. Deslumbran sus acordes, sus sonidos vocales. Hace juegos infinitos y no hay nada más riguroso que un juego. Se arriesga en cada nota. Enfatiza las rrrs, las llls. Tiene el ingenio y el encabalgamiento no sólo de las palabras sino de las ideas. No escribe canciones de amor ni humor gratuitos. No hay solemnidad. Hay búsquedas y encuentros constantes.

“Vivir me duele hasta al sonreír� dice en una de sus letras. Con toda la alegría habla de la belleza, del dolor que le provoca el vacío, el tragafuegos del semáforo, el tráfico, el continuo movimiento de lo cotidiano. Es lúcido, contemplativo, lúdico. Tiene algo de sueño y de vigilia. Algo inasible. Sabe que lleva a buen puerto sus ideas.

En él no hay llaves, no hay picaportes que abrir, no hay cerraduras. Hay ventanas y puertas abiertas. Hay posibilidades. “Canto sin candados� repite en una canción. David Aguilar es un crisol donde se funden las sombras de Chico Buarque, los Beatles, Tom Waits y todas esas canciones que no envejecen.

Escucharlo es ver un caleidoscopio. Es subirse a un carrusel, a un columpio y dejarse llevar por el vaivén infinito. Es inventar palabras y combinarlas de todas las maneras. Es jugar al azar. Es andar en bicicleta o silbar sin prisa por la calle. Contiene toda la melancolía, la ternura, la locura de un mundo propio.

Quien crea que ya no es fácil sorprenderse con algo, que ya todo está calcado, vaya a escuchar a David Aguilar que se presenta los jueves 24 y 31 de agosto a las 21.00 hrs. en el Foro del Péndulo de la Zona Rosa. (Tel. 52 08 23 27)

Seguro lo va a disfrutar.

Por Guadalupe Galván

7 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *