EL PRESIDENTE QUE NUNCA EXISTIO

Se antoja difícil que Vicente Fox al presentar su informe de gobierno diga «En el periodo de mi gobierno hemos sufrido una regresión política y económica«.

A excepción de los indicadores macro que muestran un ligero avance, pero sin embargo por detrás de las economías importantes de Latinoamérica como Brasil y Argentina; el resto de los indicadores son mediocres, fruto del gran fracaso de la gestión panista en el sexenio de la alternancia.

El recinto parlamentario está protegido por fuertes medidas de seguridad, así como las últimas giras de Fox ha estado escondiéndose de manifestantes, signo de que el presidente se despide de la administración por la puerta de atrás.

Por si fuera poco, consta en el Registro Civil de Guanajuato que los padres de Fox, ambos, son extranjeros; nuestro actual presidente no cumplió con los requisitos necesarios para llegar a la silla presidencial.

Deja también un incierto futuro, fruto del irregular proceso electoral y de su desprecio por atender los problemas sociales y laborales, el gobierno federal deja mechas encendidas en Chiapas, Guerrero, D.F. Michoacán, Oaxaca; por mencionar los puntos más delicados.

Es la despedida de un presidente, que no existió.

Foto: El Universal

9 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *