Mi televisión está poseída. Por razones fuera de nuestro control, la televisión en casa ha sido reemplazada por un arcaico modelo con problemas sobrenaturales. La imagen es de dudosa calidad, y con excesivo contenido rojizo aún tras ajustar los colores hasta proporcionar el resultado más aceptable. No tiene más que entrada coaxial, así que hemos tenido que recurrir a un intricado sistema de cableado incluyendo la videocasetera para permitir el uso del DVD con ella. Podría vivir con todo esto, pero el principal problema es que se rehúsa a mostrar cualquier película con excepción de «Scary Movie 4«.

Con cualquier otro video, la imagen parpadea y es insoportable. He limpiado el lector del DVD, revisado el cableado, verificado la configuración de todo el equipo, y el resultado siempre es el mismo. He pasado tantas horas peleándome con la televisión que ya ni siquiera es gracioso. La señal de video es inestable con cualquier otro video que no sea «Scary Movie 4«, así que las otras películas que habíamos rentado y la primera temporada de «24» que nos prestaron van a tener que esperar. Por este motivo, mis opciones para la reseña de esta semana son un tanto limitadas. Si alguien sabe procedimientos de exorcismo para equipo electrónico antiguo, háganmelo saber.

En fin, «Scary Movie 4: Descuartizados de miedo» sigue la línea de las anteriores películas de la serie, es decir, se trata de una descarada parodia de las principales películas de horror que estuvieron en cartelera recientemente. La historia principal está basada en una combinación de «La guerra de los mundos» y «La maldición», aunque también tiene elementos de otras películas como «El bosque», «Secreto en la montaña», «Juego macabro» y «Golpes del destino», entre otras.

Por supuesto, para entender los chistes ayuda el haber visto las películas a las que hace referencia. Anna Faris nuevamente interpreta a Cindy Campbell, una despistada joven capaz de meterse en problemas con mucha facilidad, en esta ocasión, cuidando a una anciana en una casa aquejada por muertos rencorosos, azulados, mojados y con larga cabellera. Por otra parte, Craig Bierko interpreta al interés romántico de Cindy, un desobligado padre de familia que hace lo que puede por mantener a sus hijos a salvo durante una invasión extraterrestre. Y Leslie Nielsen aparece como el presidente de los Estados Unidos, mostrando su natural talento para la comedia y más. Algunos chistes son un tanto vulgares a mi gusto, rayando en lo grotesco. La transición entre las diferentes parodias más o menos tiene sentido, y existe una alocada e ilógica trama hilando todos los elementos. Más o menos. Pues no pretende tener mucho sentido. No se trata de una obra de arte, pero arranca sonrisas y una que otra carcajada. Es una película divertida, pero para verla una sola vez.

Ahora, díganle eso a mi televisión.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here