FEDERACION

Después del Mundial Alemania 2006, el fútbol a nivel cancha pasó a segundo termino. La atención se centró en quién sería el próximo Presidente de la Federación Mexicana de Fútbol.

El objetivo final del “Comité de Dueños1â€?, no fue lo deportivo… sino cuánto van a ganar en los próximos cuatro años? De saber si podrán superar los 100 millones de dólares que dejó el tricolor del 2002 al 2006. Ahora los más conservadores dicen que de aquí al 2010 el “equipo de todosâ€? podrá ser explotado hasta por 120 millones de dólares.

Muchos me cuestionarán y dirán que no, que no es cierto, que se crearon cinco comités para darle más fuerza y presencia al fútbol mexicano.

Y sí, habrá cinco áreas más dentro de la estructura del fútbol organizado, pero la inquietud salta: las respetarán, realmente las pondrán en práctica?

Presidentes han desfilado por el fútbol mexicano que prometen, prometen y nada.

Ahora dicen que si, que “respetarán los acuerdosâ€?, pues son “unos caballerosâ€?, que “no habrá golpes bajosâ€?, ni “se tirarán mala ondaâ€? ante los medios de comunicación… que todo lo harán “por el bien del fútbol mexicanoâ€?.

Todos ellos, salieron felices de la reunión, además posaron para la foto oficial. Ahí le “confirieron� el poder de manejar sus intereses al señor Justino Compeán, ahora ex directivo del Necaxa y evidentemente de Televisa.

Todos sonrientes.

La felicidad no era para menos, esperan ganar millones de dólares en los próximos cuatro años.

Lo imposible e impensable se hizo realidad: Las televisoras estuvieron de acuerdo. ¿Por qué no? Uno de sus empleados llegó al poder (Televisa) y la otra (TvAzteca) compartirá a la Selección Mexicana (la cereza del gran pastel en la repartición de los millones de dólares).

La “piedrita� en el camino ya no está.

El “prietito� en el arroz, ya se fue, más bien lo fueron, curiosamente una semana antes de está “magnánima� elección de Presidente de Federación.

El que peleó porque el monopolio televisivo no tuviera tantas concesiones y que el fútbol mexicano fuera transparente y honesto, ya no está. Lo fueron en el momento justo. Ahora el duopolio televisivo dictará las reglas del juego.

Y sino al tiempo.

Esperemos que cuando finalice la Copa del Mundo de Sudáfrica 2010 hablemos no sólo de los 120 o más millones de dólares que generó la Selección.

Esperemos hablar de que se llegó al famoso y deseado quinto encuentro, es más que nos ubicamos entre los cuatro primeros equipos.

Esperemos hablar que de hizo buen fútbol y que se ganaron trofeos y medallas en competencias como Universiadas, Centroamericanos, Panamericanos, Olímpicos, Copas Libertadores, Sudamericanas, Copas del Mundo a nivel infantil y juvenil, así como Copa América, Confederaciones, de Oro y torneos como los de Cannes, Toulón y Viareggio.

Esperemos hablar sobre la exportación de futbolistas a Europa y que ya no son sólo unos cuantos.

Esperemos hablar de que la “famosa� Liga Premier que implementaron fue todo un éxito y que es ejemplo para otros países.

Esperemos hablar del gran respeto y crecimiento que hubo para los Comités de Auditorias, Honor y justicia, de Desarrollo Deportivo, de Comercialización y de Selecciones Nacionales.

También esperemos hablar de que los futbolistas fueron tomados en cuenta y que se les permitió sindicalizarse, pues son los que brindan el espectáculo.

Y así nos podemos seguir… sería largo enumerar: salarios, medicina deportiva, nutrición, estadios, seguridad, marketing, fuerzas básicas, directivos, entrenadores, asistentes, logística, medios de comunicación, relaciones laborales, hacienda (los dobles contratos, impuestos), aficionados, grupos de animación, cultura deportiva, fenómeno social, etc… etc…

Los dueños sabrán de todo esto? De todo lo que implica su negocio?

Esperemos que sí… ojalá.

2 comentarios

  1. Pingback: Chilanga Banda » Blog Archive » La FMF se renueva, ¡ya era justo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *