¡Hola! Me abría gustado darles una receta riquísima de carne en adobo, pero ya no pude hacerla porque ya nació mi nieta y acabamos de salir del sanatorio, ya saben ustedes que una hija con cesárea, y un recién nacido son todo un show, apenas me acuerdo de algunos tips de bebé, jejeje. Por cierto, ¿Porqué ahora todos los gineco obstetras la hacen a fuerza? No engañaron diciendo que la bebé tenía el cordón enredado en su cuello y que era preciso realizarla, y cuando vimos el vídeo que le tomó su marido…claramente se vio que nació con el cordón bien, de hecho me hubiera gustado que demandaran, porque no se vale que los deje uno cometer esa clase de acciones sin ética.

Un amigo de mi hermano, médico, vio el vídeo y nos explicó que al salir la bebé no se realizaron maniobras para desenredar el cordón de ningún lado, sólo la de rutina para cortarlo, y efectivamente, ¡Es clarísimo al sacar a la niña por su cabecita! Todos nos sentimos indignados y sí se puso la queja. ¡Lástima! Porque la atención recibida por todo el personal, desde el de intendencia hasta los médicos, fue de primera.
Bueno amigos, hoy preparé algo sencillo, muy casero y sabroso.

» POLLO EN SALSA DE SABROSA»

4 Porciones
1 K de pechuga deshuesada, sin piel
1 huacal de pollo limpio (Yo no dejo nada de piel, no me agrada y es pura grasa)
1 cebolla chica, poco de epazote, (Unas hojas) y sal.
Aceite o manteca, una cucharada.
Poner a cocer el pollo con el huacal, cebolla, una ramita chica de epazote y sal.
Sacar las pechugas, ponerlas en una cacerola con la grasa caliente y agregar la salsa:

Salsa:
1/2 k de tomatillo o tomate milpero lavado y cocido
2 jitomates cocidos
1 diente ajo
1 trozo chico de cebolla (1/4)
1 rama de epazote lavado (O unas 5-6 hojas)
Licuar todo con un poco de caldo de pollo y si hace falta un poco de consomé.
Agregar al pollo y dejar que hierva.
Colar el resto de caldo en un recipiente para ser utilizado en una sopa de arroz rojo.
Tirar lo que quedó en el colador.

Arroz Rojo:
Un chorrito de aceite
3 jitomates
1 /4 cebolla
Sofreír 1 taza de arroz en un poco de aceite a que dore ligero. Escurrir la grasa.
Licuar en un poco de caldo el jitomate y la cebolla.
Agregar al arroz. Revolver a que se sofría. Agregar 4 tazas de líquido. (Midan lo que queda de caldo y complementen con agua si hace falta).
Poner a fuego bajo y tapar a que quede una rendija para que salga el vapor.
Cocer por aprox. 25 min. o hasta que seque.
Servir con tortillitas calientes.

¡Hasta la próxima!

2 Comentarios

  1. Hola Gabriela!!!
    Tu Receta se ve interesante, pues promete se algo rico y sencillo (que son las cosas que busco), si todo va bien el miercoles con tiempo la preparo.
    Y respecto a lo del nacimiento de su nieta, creo que ahora los gineco obstetras ya no se quieren enredar con los partos como antes, y suelen hacer eso (que a primera instancia) parece que les hicieron; solo le comento, hace poco mas de un año, cuando nacio mi sobrino el menor, a mi cuñada le decia el gineco, que no podria tener a mi sobrino de forma natural; y pues resulta que nacio sin nada de complicaciones y sin dificultad alguna.
    Hasta cierto punto veo algo de negligencia en los medicos, al aplicar cesarea cuando no lo es necesaria, siendo hombre se que esta, deja secuelas en la mujer, y para la salud de la mujer seria mejor un parto natural (salvo el caso en que el caso lo amerite de verdad) que la cesarea; bueno vislumbro una cosa, a leguas una cesarea es mucho mas cara que un parto natural.
    Recibe un cordial saludo y enhorabuena por esa nieta.

  2. ¡Muchas gracias por el comentario y lo que me dice James! Afortunadamente todos estamos felices con el nacimiento de esta bebecita. Yo ya ni quiero regresar a mi querido Colima, pero ¡Ni modo! Las tengo que dejar hacer su vida.
    La cesárea va bien, y la bebé también.
    ¡Felicidades por su sobrinito!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here