Durante la pasada semana hubo gran variedad de oferta de cine gracias a la presencia del Calgary International Film Festival 2006. Muchas de estas películas fueron mostradas en otros festivales, como el de Cannes y el de Toronto, algunas otras, fueron estrenos internacionales. Probablemente lleguen a la Cineteca más adelante. Y, ¿quién necesita comer con 200 películas de todas partes del mundo en cartelera? Aunque no pude ver todas las películas a las que deseaba asistir, disfruté de varias interesantes propuestas.

«Linda Linda Linda» es una película japonesa que narra las peripecias de un grupo de chicas que integran una banda de rock para presentarse en un festival escolar. Por desgracia, la guitarrista se ha lesionado, por lo que otra de las chicas deberá tomar ese papel, dejando el de vocalista vacante. Ante la abundancia de opciones, las muchachas deciden invitar al grupo a la primera chica que se aparezca, y resulta ser una estudiante koreana, con limitados conocimientos del idioma. Y entre karaoke, inocentes encuentros amorosos y los desvelos de la secundaria, la música de la banda japonesa Blue Hearts comienza a cobrar vida en el festival. Una música sumamente pegajosa, por cierto. Todavía sigo cantando el muy lindo estribillo.

Una deliciosa comedia, fresca, sin pretensiones y muy divertida. Las niñas no se topan con ningún obstáculo impenetrable que les impida formar su banda, y la única dificultad a la que se enfrentan es la falta de tiempo e integrantes. Aunque pensándolo bien, si estuviera en su lugar, esa es suficiente dificultad. Y el propósito de su presentación no es más que divertirse. No hay disqueras, competencias ni premios involucrados, simplemente un grupo de chicas que quieren hacer algo más con su tiempo, y que a pesar de la aparente irrelevancia de su pasatiempo, se dedican en cuerpo y alma al mismo. Por eso son pasatiempos, ¿no?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here