El tema que trataré hoy es el de la hipertensión, enfocándome un poco mas en lo nutricional pues es lo mío, pero trataré de darte generalidades de la enfermedad, por lo que te recomiendo que si te quedaste con alguna duda médica sobre la hipertensión acudas con tu médico y él sabrá orientarte, claro que si tu duda es respecto al tratamiento nutricional, no dudes en preguntarme.
Tensión Alta o Hipertensión (HTA) es un término que se refiere al hecho de que la sangre viaja por las arterias a una presión mayor que la deseable para la salud.

En algunos casos, puede haber mareos, sangrado por la nariz, o dolores de cabeza, pero no necesariamente. La mayoría de los afectados no tienen síntomas, eso no quiere decir que no sea peligrosa: Gran parte de las muertes que se producen cada año lo son como consecuencia directa de la hipertensión o de sus complicaciones sobre el sistema cardiovascular o el riñón.

Una TA típica normal es 120/80 mm Hg. Esto significa que el corazón ejerce una presión máxima de 120 mm Hg durante la sístole o fase de bombeo, y que el corazón en reposo, en fase diastólica o de relleno, tiene una presión de 80 mm Hg. (La presión del corazón es la misma que la de todas las arterias del organismo).

Los riñones controlan el volumen de agua circulante y la cantidad de sal que contiene el cuerpo. Estos dos hechos tienen efectos directos en la TA. Cuanta más sal en el cuerpo, más agua se retiene en la circulación, y más puede aumentar la TA, lo cual a su vez puede aumentar la tendencia de las arterias a hacerse más estrechas.

Causas:

Las causas más frecuentes de HTA secundaria son:

– Enfermedades endocrinas (de las glándulas): Síndrome de Cushing, Tumores de las glándulas suprarrenales.
– Enfermedades del riñón: Estenosis (estrechez) de la Arteria Renal, glomerulonefritis, o fallo renal.

El embarazo y el uso de anticonceptivos orales también pueden producir HTA en algunas mujeres.
Tratamiento

Como ya leíste 2 factores ligados muy íntimamente con la TA (tensión arterial) son la sal y el agua por lo tanto son los 2 elementos claves a controlar, pero no los únicos, ya que el reducir grasas y el colesterol, también nos va a garantizar que nuestras arterias estén limpias y despejadas para el libre flujo sanguíneo.

El tratamiento medico esta muy enfocado a los diuréticos para eliminar el agua que pueda estar aumentando la presión del flujo sanguíneo, es recomendable que sigas al pie de la letra las indicaciones médicas con respecto a tus medicamentos.
De la mano del tratamiento médico encontramos el tratamiento nutricional, el principal objetivo del plan alimentario en este padecimiento es reducir el consumo de sodio para evitar la retención de líquidos, y otra cosa importante es reducir cualquier nivel alto de grasas en la sangre para evitar algún taponamiento de las arterias.

Lo primero que debes hacer es disminuir tu consumo de sal en los alimentos, puedes comenzar con no colocar salero en la mesa así no tendrás la tentación de vaciarlo en cada platillo que te sirvan, actualmente ya existen sustitutos de sal así como los del azúcar, que pueden ser una buena opción si de plano no te sabe a nada la comida, pero lo más recomendable es que te hagas el buen hábito de consumir muy bajas cantidades de sal.

Otro aspecto a cuidar es el consumo de enlatados y frituras, ya que todos estos productos gozan de una gran cantidad de sodio, a menos que estén libres de conservadores, por lo cual te recomiendo hacerte un experto en la lectura de etiquetas para poder seleccionar tus alimentos.

Reduce tu consumo de grasas animales, ya que son estas grasas las que contienen colesterol el cual puede formar placas en tus arterias reduciendo su calibre y poniendo en peligro tu salud, tienes que sustituir todas las grasas provenientes de animales por vegetales, un ejemplo en lugar de mantequilla usa margarina, créeme su sabor no varía mucho y es más sana, el aceite para cocinar debe ser derivado de alguna semilla garantizándote así que no tiene colesterol y en esto no te puedes quejar, actualmente hay miles de opciones y a diferentes precios.

En cuanto ala preparación de los alimentos te recomiendo evites todos aquellos que en su proceso incluyan el manejo excesivo de grasa, como lo son: lo frito, lo capeado y lo empanizado, ya que aunque utilizaras un aceite vegetal para cocinarlo y no contenga colesterol las calorías si están presentes, y aumentarías de peso lo cual también traería un problema a tu salud.
Por último no olvides realizar algún tipo de ejercicio aeróbico mínimo unas tres veces por semana, ya que es éste el que te garantiza una pérdida de peso y te ayuda mucho en el sistema cardiovascular.

Espero te haya sido de utilidad este artículo, y no olvides ir de una a dos veces por año a tu centro de salud a realizarte un chequeo general y verificar en que estado se encuentra tu salud ya que la detección oportuna de cualquier enfermedad puede salvar tu vida y la de tus seres queridos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here