El título de este post alude a una novela de Jorge Ibargüengoitia, escritor mexicano que como ningún otro exploró, describió y descifró innumerables aspectos de nuestra idiosincrasia mexicana. Con el mismo título, se expone en el Museo Carrillo Gil la obra de Mariana Castillo, quien propone distintas visiones de algunos episodios relevantes de nuestra historia nacional, algunos más gloriosos que otros.

Recurriendo a varios textos de Ibargüengoitia y con el apoyo de una audioguía, el visitante inicia un recorrido histórico a través de fotografías, objetos diversos de uso cotidiano y réplicas de antiguos monolitos prehispánicos. La aproximación a algunos episodios me pareció bastante original y anticeremoniosa, como el traslado del monolito de Tláloc al defecito, el descubrimiento de la Coyolxauhqui o la genial idea arqueológica de proteger ruinas con dinamita.

Me reconocí muy mexicana al sonreír con la descripción de de los héroes locales o monumentos históricos en pueblos en donde nunca ha pasado nada, o lo artificioso de los aburridos discursos políticos. Para no hacer más larga la descripción les recomiendo visitar la exposición en el Carrillo Gil, que estará hasta febrero del próximo año, de martes a domingo en un horario de 10 a 18 hrs.

1 Comentario

  1. bueno en primer lugar el libro es bueno y tiene una buena lectura es entendible y facil de entender es un libro bien realizado por el autor y que buen exito felicidades.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here