Durante esta etapa que va desde los 2 a los 5 años, el crecimiento es uno de los factores que esta determinado directamente por la cantidad de alimento que el niño consume y por las deficiencias nutricionales que pudieran presentarse. Encuestas nutricionales en grandes grupos de niños han demostrado que la deficiencia de hierro es la más frecuente. También se encuentran alteraciones como la caries dental provocada por el consumo excesivo de alimentos dulces, una higiene y atención dental deficiente.

Como los niños son progresivamente más grandes, sus necesidades absolutas aumentan acorde a las necesidades biológicas de mantener una tasa de crecimiento ordenada.

Sin embargo, es una realidad que el apetito de los niños preescolares varíe, con mucha frecuencia esto le causará gran inquietud a los padres, por lo que es frecuente escuchar «mi hijo no come absolutamente nada». Si los padres revisan con cuidado la cantidad de alimentos que el niño consume al día, seguramente se sorprenderán al escuchar todo lo que ha comido su hijo.

Es muy importante que en esta etapa se adquieran buenos hábitos alimentarios, ya que serán los patrones que tus hijos sigan de por vida. Sus necesidades nutricionales serán cubiertas por completo si durante las 3 o 4 comidas al día les enseñas a comer un poco de cada grupo de alimentos (frutas, verduras, cereales, alimentos de origen animal, lácteos, leguminosas).

Si ves que el apetito de tu hijo es poco te recomiendo darle unas 4 comidas pequeñas al día, algo que debes tomar en cuenta es que a esta edad ya comienzan a pedir lo que les gusta y es muy importante que te fijes que preparaciones y que alimentos son los que prefiere, también debes tratar de darle una gran variedad de alimentos, en formas atractivas para que les llame mas la atención y decidan probarlos, antes de dejar de darle a tu hijo un alimento porque no le agradó el sabor, intenta distintas formas de preparación, igual alguna le gusta más y no lo privas de los nutrientes que ese alimento le puedan proporcionar.

En cuanto a los refrigerios, prefiere frutas y verduras frescas, trata de darle pocas golosinas para que no vayan adquiriendo malos hábitos. Con los horarios de comida lo mejor es que sean los mismos que los de toda la familia, así podrás estar al pendiente de qué y cuanto come.

Algo muy importante es que desde pequeños les inculques el gusto por practicar algún deporte así evitarás el sobrepeso y la obesidad a temprana edad que ahora vemos con más frecuencia, ya que los niños se la pasan pegados a la T.V y realizan poco o nada de ejercicio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here