El portero de las Chivas de Guadalajara Oswaldo Sánchez después de siete años y medio deja el equipo para enlistarse en las filas del equipo de Santos después de varios días de intensas negociaciones entre las directivas y el jugador.

La suma económica por la que se va no es nada despreciable (6 millones de dólares por tres años) y aunque Oswaldo previamente declaró que él quería “ganar más lana� insiste en que la razón principal por la que se va a Santos es por las condiciones que el equipo ofrece al darle una estabilidad emocional y familiar y que lo económico no es relevante…¿le creemos?

Por lo pronto nos remitiremos a los hechos: deja el equipo campeón para ir a otro en el que su prioridad es evitar el descenso, va a ser presentado como el refuerzo principal provocando expectativas y esperanzas en Santos e incertidumbre en Guadalajara pues pese a quien le pese era una figura medular dentro del equipo.

Para Oswaldo, el formar parte de un equipo en peligro de descender a la Primera A no es retroceder en su carrera sino un “éxito emocional�. Sin embargo en las entrevistas que ha dado hace manifiesto su dolor y tristeza por abandonar a las Chivas y declaró que su corazón siempre va a estar con ese equipo que lo hizo campeón y que es su segunda piel… y por si fuera poco prometió volver… ¿será?

Pues mientras esto sucede y Oswaldo y muchos Chivas se hacen a la idea, las transferencias de jugadores del futbol mexicano están a la orden del día. Como dato cultural se espera que en las �guilas del América, después de su parco desempeño, se hagan cambios importantes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here