Eragon

El reino de Alagaësia está enfrentando tiempos difíciles. En el pasado, esta tierra era próspera, con grandes magos conocidos como jinetes guardando la paz en compañía de sus majestuosos dragones. Sin embargo, Galbatorix, un ambicioso y cruel jinete, traicionó y asesionó a sus compañeros, eliminando a todos los dragones con excepción del suyo y convirtiéndose en el soberano absoluto de Alagaësia. Eragon, un joven campesino, se encuentra ajeno a todos esto, hasta que se encuentra con una misteriosa piedra azul mientras se encuentra cazando en las montañas. El muchacho descubre que esta piedra es en realidad un huevo de dragón, que al nacer adopta a Eragon como su jinete. Este hecho no le causa gran alegría al rey, que envía a un poderoso hechicero para impedir que Eragon se una a los rebeldes descontentos con su tiranía.

Debo aclarar que me encanta el género de fantasía. Y evidentemente también a Cristopher Paolini, autor del libro en que se basa esta película, quien arroja a diestra y siniestra elementos de otras obras del género. El libro me pareció entretenido, con una historia amena aunque predecible. Sin embargo, la película de “Eragon” es un desastre. Al intentar compactar la historia para la pantalla grande, dejaron fuera tantos elementos que es imposible empatizar con los personajes y emocionarse con sus hazañas. Muchos detalles del libro fueron dejados fuera, y aunque se entiende que siempre las adaptaciones tienen que recortar elementos de la historia, no entiendo como piensan llevar a cabo la secuela con la dirección que le dieron a la vida de Roran, a la ausencia del hombre gato, y otros tantos detalles.

El personaje principal, Eragon, interpretado por Edward Speleers, aparece como un niño bonito medio sonso, que reacciona poco ante todo lo que le está pasando. Al convertirse en un jinete, pierde todo lo que ha tenido en la vida y se enfrenta en una aventura épica que podría cambiar por completo el destino de Alagaësia, pero no se le nota. Jeremy Irons logra rescatar el papel de Brom, un misterioso hombre que funge de mentor del joven jinete mientras descubre sus poderes. Durza, el hechicero demoniaco que persigue a Eragon, aunque no tan imponente como lo imaginaba, hace un papel razonable. Pero John Malkovich, como Sauron, digo, Galbatorix, es mortalmente aburrido. Transmite tanta flojera que no puedo sino imaginarme que cuando venga el inevitable enfrentamiento final, utilizará bostezos mágicos para derrotar a su enemigo. Murtagh es prácticamente invisible, aparece de la nada, suelta un espadazo que otro por ahí, y nada más.

En cuanto a los efectos especiales, la animación de la dragona Saphira es buena, aunque las alas no encajan por completo con el diseño del dragón. En el momento que nace la dragoncita, se ve tan adorable que dan ganas de adoptarla y llevarla a casa. Lamentablemente, sospecho que todo el presupuesto se les fue en animar a Saphira, porque los demás personajes fantásticos dejan mucho que desear. Los úrgalos no son más que hombres con la cara pintarrajeada, en lugar de tener un aspecto similar al de los orcos, más malévolo, más fantástico. Los temibles Ra’zac aparecen por tres segundos, y no le llegan a los talones los Nazgul o a los Dementores. Y tan poca caracterización hay que mi hermano, que no ha leído el libro, no se percató de que Arya era una elfa hasta que yo se lo dije.

Lamentablemente, “Eragon” se quedó corto.

4 comentarios

  1. nestor

    a mi humilde punto de vista la pelicula esta padrisima!!! me gustaron los efectos de la dragona y la manera en que manejaronb la historia claro esta que para ser la primera de tres en esta primera parte tenia que ser un poco lenta para poder captar la historia, imagino q la segunda parte estara todavia mas padre. la verdad para mi es un exitaso tanto que ya la fui a ver al cine en dos ocasiones jeje.

  2. Luis

    Es una m… de película! Yo entré por accidente, no soy fanatico del genero pero tampoco me disgusta. Cuando vi esta película sentí que ya la había visto antes, y es que no tiene casi nada de original, utiliza elementos de muchas otras películas que sí furon exitosas e inovadoras. Se basa en la típica historia del niño común y corriente que después resulta ser el elegido y el destino lo lleva a un mundo al que creía no pertenecer. Tiene el personaje del mentor experimentado, renegado y acabado pero con mucha experiencia, un Obi-Wan. Utiliza la ya tan recurrida escena del entrenamiento, que en este caso pasaron de lo gradual a lo express, de pronto y de la nada ya era un cabronazo y sabía magia de manera instintiva, lo cuál me deja insatisfecho, como muy sacado de la manga. Los malos son bien feos, como siempre, feos y grotescos, me recordaron mucho a los personajes del Señor de los anillos. En fin, parece un compendio de elementos exitosos de otras películas. Me pareció muy sosa y extremadamente predecibe, cuando Eragon se entera de que su mentor es también un jinete de dragones se me hizo muy mal lograda esa parte, todo mundo lo sabía, era lógico, de hecho yo creía que ya se daba por supuesto. No sé, me impresiona que a estas alturas se hagan películas tan pobres, estamos tan acostumbrados a mejores producciones e historias cada vez más ingeniosas que me sorprende que los que hicieron esta película crean que realmente va a ser una más de estas. Cuando la vi con un amigo no había mucho en cartelera y estábamos entre ésta y Casino royale, yo insistí en Eragon porque me llamaba la atención y se me antojaba una película de fantasía, pero al salir no me la acababa de tantas mentadas de madre de parte de mi cuate por culpa de mi pésima elección, la peor en muchos años.

  3. Jacobina

    La verdad es que si vez la pelicula antes de leer el libro, en verdad te parece buena y entretenida. Pero la realidad es otra al leer el libro y darte cuenta de que la adaptación al cine es casi completamente diferente a lo que te plantea el autor de la obra.
    Cambiaron mucho la trama original, penando en que tal vez sería lo más prudente para la pantalla grande. No sucedio lo mismo que con las películas de Harry Potter, Narnia, El Señor de los Anillos, por encionar las más sobresalientes. En estas la historia que se proyecto en el cine resulto ser tal cual al libro, con ecepción de algunos detallitos que se omitieron o implementaron; pero en Eragon pienso yo que se modifico casi completamente la historia. Por ejemplo: la aparición de muchos personajes, el crecimiento de Saphira, la descripcióhn física de los personajes, sobre todo con Arya, la muerte de Broom, muchos datos omitidos y las azañas que llevaron acabo Eragon y Broom. Y por ultimo pudieron haber hecho la película un poco más larga, puesto que solo dura aprox. 1 hora y media, si no es que menos.

    En fin solo por enumerar algunas cosas. Pero despues de todo la película en verdad sirve para pasar un buen rato, aunque el libro te ayudará a entrenerte por mucho tiempo más.

  4. diana

    estoy de acuerdo el libro me encanto esta buenisimo y muy interesante pero la pelicula es definitivamente espantosa, no explica mada , quito un monton de cosas importantes y puso cosas que no venian al caso, cambio cosas que no tenia que cambiar y los actores son muy malos. definitibamente estoy de acuerdo con la nota. hasta es suave la nota.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *