El Hombre temprano en América

La realización del III Simposio Internacional, El hombre temprano en América, es un proyecto que consolidó su presencia en cuanto al estudio de la prehistoria en México, con lo cual se abre la posibilidad de contar con mayores líneas de investigación y un incremento en el intercambio académico a nivel nacional e internacional.

Así lo consideró José Concepción Jiménez, titular de dicho proyecto, que se genera desde la Dirección de Antropología Física del Instituto Nacional de Antropología e Historia; agregó que para el próximo año se realizarán excavaciones en sitios con importantes vestigios.

“Algunos de los sitios que tenemos programados intervenir son la cueva de El riego, en Tehuacan, Puebla, la cual ha sido explorada y presenta evidencias de presencia humana durante la prehistoria. El otro lugar es la cueva de Las ánimas, en Malinalco, Estado de México, en la que también esperamos encontrar información interesante.

“El propósito general del proyecto es el de reunir investigadores de diversos países y especialidades, cuyos intereses académicos sean los estudios de presencia temprana del hombre en América�.

Jiménez detalló que también se pretende difundir en la comunidad académica los resultados de nuevos hallazgos, como fechamientos, recuperación del ADN, características morfológicas de restos óseos humanos, pinturas rupestres, fauna, medio ambiente, geología, así como las nuevas propuestas teóricas surgidas de investigaciones actuales.

A través de los simposios realizados hasta el momento se ha logrado difundir los avances que han generado los recientes estudios sobre poblamiento temprano en América, con el fin de entender el proceso de diversificación biológica y cultural de los primeros grupos humanos en el continente.

“El simposio da la oportunidad de crear propuestas que optimicen la metodología empleada en los fechamientos de especímenes paleo-americanos y unificar los criterios para las mediciones y registros de características morfológicas en cráneo y esqueleto postcraneal.

“La idea es conformar e integrar un banco de datos que puedan ser comparables entre estos primeros grupos humanos que ingresaron al continente Americano. Para ello es necesario realizar temporadas de campo�.

Entre las excavaciones más interesantes para el 2007 se encuentran las programadas en los estados de Guerrero y Chihuahua, entidades en las que se han encontrado huellas humanas.

El antropólogo físico detalló que esos dos estados serán los primeros sitios en explorarse durante el 2007, pues en ellos se han encontrado indicios de presencia temprana del hombre.

Destacó que en años recientes se han dado descubrimientos interesantes, como el llamado “Hombre de Texcoco�, cuyos primeros fechamientos establecen que podrían tener más de diez mil años de antigüedad.

“En la temporada de exploración que realizaremos en Chihuahua esperamos encontrar diversos elementos y huellas, que podrán tener por lo menos la misma antigüedad que las encontradas en Texcoco. De esta manera se crea una visión más amplia acerca de los lugares donde hubo presencia del ser humano en época prehistórica.

“A pesar de los aportes generados hasta el momento, pensamos que aún falta realizar estudios a nivel nacional, pues sólo se han dado algunas líneas de investigación en ciertos lugares, como Tlapacoya y Tres ciénegas, cuyos vestigios están en proceso para determinar su antigüedad y características físicas�.

En opinión de Jiménez los descubrimientos realizados hasta ahora han creado un panorama cada vez más preciso acerca de cómo se dio el poblamiento de América y los periodos de la historia en que se incrementó su presencia.

Otro aspecto importante que busca generar el proyecto de El Hombre temprano en América es el intercambio académico.

“Queremos estrechar el diálogo académico entre especialistas nacionales y extranjeros, en torno a la prehistoria de América. Consideramos que el simposio es imprescindible para continuar este tipo de encuentros académicos, que además permiten alentar el conocimiento de esta primera parte de la historia humana�.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *