Hola resulta que mi abuelita nos regaló unas bolsitas de té verde, que porque es muy bueno y que ella lo toma y se siente muy bien, la cosa es que llegando a mi casa como soy muy curiosa y ya había escuchado algo del té verde quise investigar bien y resulta que si es algo muy bueno entonces quise compartir contigo sus propiedades.

El té verde contiene compuestos antioxidantes que son muy beneficiosos para luchar frente a determinados tipos de cáncer y en la reducción de los efectos del propio envejecimiento. El té constituye la segunda bebida más consumida en el mundo, sólo detrás del agua.

En China, se lleva utilizado desde hace casi 3.000 años, no sólo por sus propiedades estimulantes, sino porque ayuda a prevenir y mejorar numerosas dolencias.

Dentro de la medicina tradicional china, se usa para aliviar los dolores de cabeza, ayudar a eliminar las toxinas y para prolongar la juventud
Sin embargo, no fue hasta el siglo XVII, que el té se extendió y se convirtió en una bebida popular en Europa.
A pesar de que el té se lleva bebiendo desde hace miles de años, las investigaciones científicas para documentar los potenciales beneficios para la salud de esta antigua bebida, no tuvieron lugar hasta pasadas décadas.
De estos estudios se ha comprobado que el té verde contiene altos niveles de unas sustancias llamadas polifenoles, que poseen propiedades antioxidantes, anticancerígenas e incluso antibióticas, el té verde también puede ayudar a prevenir las enfermedades cardíacas y del hígado.
Un grupo, cada vez mayor, de estudios clínicos llevado a cabo tanto en el hombre como en animales de experimentación sugieren que el consumo regular de té verde puede reducir la incidencia de una variedad de cánceres, incluyendo el de colon, páncreas y estómago.
El té verde disminuye los niveles de azúcar en sangre, es decir, es hipoglucemiante; y tiene ligeros efectos antibióticos, frente a ciertas bacterias como los estafilococos y algunos virus.
La capacidad del té verde para prevenir el cáncer está tan establecida, que los estudios actuales están probando el té verde como posible terapia potencial contra el cáncer.

Los estudios experimentales llevados a cabo sugieren que los componentes del té verde pueden ayudar a prevenir el cáncer de piel, cuando se aplican directamente sobre la piel. Los polifenoles del té también pueden ayudar a broncearse y a proteger la piel contra el daño provocado por el sol.

Dado que el té verde es una bebida ampliamente consumida, generalmente se considera seguro, sin embargo, es preciso señalar que contiene cafeína, aunque en un nivel inferior al té negro o al café, por su contenido en cafeína, el té verde puede provocar insomnio, nerviosismo y otros síntomas similares, no se recomienda el consumo para los niños ya que podría resultarles un poco agresivo.

Se ha demostrado que es además un arma muy poderosa para luchar contra la obesidad, varios estudios demostraron quienes tomaban té verde tres veces por día tenían un incremento de 4% en su gasto de energía diario, estimulando la termogénesis y la oxidación de las grasas.

Así que como podrás leer si resultó ser una maravilla esto del té verde, por eso siempre hay que ponerle atención a los remedios de los abuelitos ya que siempre le atinan, no por nada llevan sus muchos añitos en este mundo y yo espero que aún sean más, nos leemos la próxima semana!!!

3 Comentarios

  1. Así es, soy bastante intolerante a la cafeína, sin embargo el té verde no tiene tanta como el café y lo puedo tomar sin causarme dolores de cabeza. El té blanco también es muy rico, y de un sabor muy delicado, con aún menos cafeína.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here