Rogelio Villarreal presenta su nuevo libro «El periodismo cultural en tiempos de la globalifobia» publicado en la colección La Centena de la Dirección General de Publicaciones (DGP) del Conaculta. En su obra Villarreal afirma que no debe haber temas que escapen a la atención del periodista cultural, cuyo finalidad es la de compartir y discutir ideas.

El periodismo cultural en tiempos de la globalifobia reúne 13 ensayos en los que polemiza, critica, reseña y escribe de arte plástico (cinematografía, fotografía), literatura, contracultura, arte en general y historia política.

Los trabajos fueron escritos entre 2005-2006. Entre las páginas de la obra se pueden encontrar a personajes como Ray Bradbury, Ernesto El Che Guevara, Jis y Trino, Bono o Alejandro Fernández entre muchos otros.

En el ensayo que abre el tomo, Notas sobre contracultura: fantasías e incongruencias, está dedicado precisamente a debatir con Martínez Rentería (Generación) sobre el financimiento, distribución y comercialización de revistas contraculturales en México y buscar el origen e intención de la contracultura, toda vez que confiesa que no le queda bien claro que es ésta.

En Crónica marxianas: Ray Bradbury conoce a Groucho Marx, Virrarreal asevera que “pocos cómicos hay en la historia del cine mundial tan radicales, insolentes y apabullantes como los hermanos Marx. Sus gags y rutinas siguen siendo imitados aun hoy con impunidad y por lo general con escasa gracia y más bien por desgracia�. Apoyado en el biógrafo de los Marx, Allen Eyles, el autor mexicano prefiere a éstos sobre Charles Chaplin, porque el cómico inglés “acaba por aburrir con su carita lastimera y su gesto autocompasivo�.

En el ensayo Cómo México no hay dos, Villarreal -director de la revista Replicante (antes de La Regla Rota (1984-87) y La pus moderna (1989-1996) y autor de cuatro libros anteriores, entre ellos El dilema de Bukowski-, refuta la visión chovinista y exclusivista que algunos mexicanos tienen de su pertenencia nacional e incluye una descripción propia de la globalización que tiende a evitar la satanización política de este fenómeno.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here